A Imagina Burgos no le convencen las explicaciones del Sr. Gómez sobre las dietas cobradas y espera a la comisión de investigación

Una semana ha tardado el concejal de Cultura en dar explicaciones tras explotar el escándalo de las dietas cobradas por el edil cuando la administración B ya le pagaba viajes y estancias.

“Donde Gómez ha de dar explicaciones es en la comisión de investigación que un Pleno extraordinario ha de aprobar en los próximos días, si es que antes no dimite o es destituido y ha de hacerse abierta a la ciudanía”, así entiende Imagina Burgos que ha de obrar el edil. Gómez se defiende amparándose en un argumento “falaz” para Imagina Burgos, cuando asegura que incluso “ha cobrado menos” de lo que le corresponde por sus viajes.

Aunque Gómez ha asegurado que se somete al informe que haga la comisión que está convocada, no es de recibo que el edil asegure que “en muchos viajes no pidió nada” que incluso pasaba una indemnización o media “según los gastos que no estuvieran cubiertos en parte, sin ningún rigor en el control.

 

Un paripé

La comparecencia de Fernando Gómez ante los concejales y concejalas que forman parte del Instituto Municipal de Cultura y Turismo (IMCt) ha sido un “paripé”, una manera de justificar algo que “es muy difícil” de explicar y de entender en un cargo público que “ya percibe un sueldo de 45.000 euros”, indican los concejales y concejalas de Imagina Burgos que asistieron a la reunión del IMC en la que Gómez trató de justificar los ‘sobresueldos’ en forma de dieta.

 

Tarde

Aunque es cierto que todas las explicaciones han de escucharse en la comisión de investigación, también es cierto que Gómez ha tardado nueve días en hablar. Ese silencio tan prolongado, sólo roto por una declaración en una tertulia radiofónica el mismo día en que salía publicada la información, le ha servido al edil para mantener el apoyo, casi único, del alcalde de la ciudad, Javier Lacalle; aunque por el contrario, también las críticas, no sólo de los 17 concejales y concejalas de la oposición, sino los de una buena parte de su propio grupo.

El mismo concejal de Cultura ha afirmado que toda la información que hasta ahora ha salido publicada “es correcta”, lo que ha generado un clima de tensión en el equipo de Gobierno. En la mañana de ayer, toda la oposición registró en una petición conjunta para la solicitar la celebración de un pleno extraordinario. Y se abrió la posibilidad de que también firmaran esa adhesión aquellos ediles del PP que consideraran oportuno hacerlo. Sin embargo, ninguno de ellos se acercó para firmar.

La comisión de investigación es la instancia adecuada y como el portavoz de IB, Raúl Salinero, aseguraba ayer en rueda de prensa, “ha de hacerse con luz y taquígrafos y, sobre todo, con información directa de los responsables de la Fundación Proyecta Burgos y de la Asociación Plan Estratégico que permita cruzar datos”. Y es que el problema no está en la gestión directa del Ayuntamiento, sino en la administración paralela y en Intervención que impide la correcta fiscalización de este tipo de asuntos, puesto que el acceso a la información es mucho más complicado.

 

Informes

Además, a petición de la concejala del PP Carolina Blasco, el IMC deberá emitir un informe en el que se aclaren los conceptos que pueden ser cubiertos por las “indemnizaciones sustitutorias” porque a la edil popular no le cuadran las cuentas de su compañero de partido.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *