A mis muy queridas compañeras y compañeros. Eva de Ara

 

Carta de Eva de Ara para anunciar que ha decidido dar un paso a un lado y no presentarse a las primarias, animando a que otras y otros cojan el testigo, aunque seguirá colaborando en Imagina.

Quiero trasladaros unas palabras en relación a las próximas elecciones y las primarias que estamos celebrando:

Permitidme compartir en cercanía estas breves reflexiones, sacadas desde la zona más oculta y profunda de mi alma. Durante este mandato que toca a su fin, he tenido la inmensa fortuna de contar con vuestra compañía y apoyo incondicionales y además me habéis servido de ejemplo y aprendizaje en multitud de ocasiones.

Soy consciente de mi llegada al mundo de la política desde la misma sencillez de una ciudadana que deseaba aportar lo mejor de su capacidad, esfuerzo y compromiso para mejorar la vida de una ciudad tan necesitada de todo y donde las oportunidades para hacerlo apenas florecen.

Quiero agradecer, así, sin ambages ni circunloquios a todas y todos las enseñanzas, opiniones, comentarios y aportaciones tanto individuales como colectivas que me han ayudado a crecer en mi faceta política, pero, sobre todo, en los aspectos más internos y profundos de mi persona. Quiero agradeceros también vuestra inmensa paciencia, vuestra calma y vuestro mimo sobre todo en los momentos más complicados. Y quiero, además, disculparme por todas aquellas situaciones en las que mi conducta haya podido causar malestar o disgusto.

La lucha diaria, cotidiana y constante de tanta actividad desarrollada produce un enorme desgaste, un gran cansancio intrínseco y, en definitiva, en demasiadas ocasiones, una frustración profunda. Pero no me quejo de estas circunstancias. Todas las personas que habéis dedicado vuestro tiempo y esfuerzo a estas actividades habéis padecido situaciones similares. Tampoco me quejo de los innumerables obstáculos internos que he tenido que superar, casi siempre desde la soledad y desde la incomprensión más absoluta. Pero prefiero guardar y recordar momentos que hemos compartido como algunos de más emocionantes de mi vida. 

Estoy segura de haber compartido mis días con las mejores personas, con las mejores compañeras y compañeros, y ahora, desde la distancia de los cuatro años transcurridos puedo echar la vista atrás con seguridad y confianza, y os puedo mirar a la cara con la libertad de haber visto cumplidas mis expectativas  en Imagina Burgos. Además, ahora sé que la serenidad es la fórmula preferida por las personas pacientes y sabias, la serenidad y la humildad, ambas deben ser utilizadas en las dosis adecuadas y en perfecto equilibrio con las necesidades de cada persona.

Amigas y amigos, hoy, después de una sosegada valoración, quiero anunciaros mi decisión de no continuar al frente de las tareas que con tanta generosidad y ánimo me habéis confiado. Gracias, gracias por todo, por tantas cosas ya citadas y por otras que sólo mi corazón guarda.

Desde luego, mi presencia política no puede ni debe resumirse en una cariñosa despedida. Al contrario, quedo a vuestra disposición para realizar aquellas tareas en las que Imagina Burgos estime oportuna mi colaboración y participación. Seguiré caminando siempre a vuestro lado e intentaré aportar lo mejor de mis conocimientos y de mí misma.

Un abrazo muy muy cariñoso.

Eva de Ara Peña.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *