Alertarmos sobre la “otra cara” de la recogida neumática de residuos en los nuevos sectores

La urbanización de los sectores S-7, S-8, S-5 y S-3 es un “despropósito” a juicio de la candidatura ciudadana por que el Ayuntamiento “no ha ejercido sus deberes de control y supervisión”, dejando que la situación se deteriore y alerta de su coste económico y social

recogida de basuras s7

Recogida de basuras neumática en la zona de Cellophane. Fuente el Correo de Burgos

La desidia del Ayuntamiento “ha permitido que las empresas que cobraron el coste de las obras,  hayan  destinado ese dinero o bienes a otros usos, no a la terminación de las obras de los sectores en los que los propietarios de suelo pagaron sus cuotas, bajo la supervisión y consentimiento municipal”.  Así  lo piensa el grupo municipal de Imagina Burgos.

Desde la candidatura ciudadana se asegura que el Ayuntamiento “no ha ejercido sus deberes de control y supervisión”, dejando que la situación se deteriore hasta el punto de que es posible que los gastos de lo que queda por urbanizar, no menos de cinco millones de euros,  “tengan que ser asumidos por el propio Ayuntamiento o se queden sin realizar”.

La instalación del sistema neumático de recogida de residuos se incluyó como “requisito obligatorio” en los sectores de suelo urbanizable por el Ayuntamiento; pero sin hacer el más mínimo estudio de “ventajas, inconvenientes y  costes de mantenimiento para la ciudad”, aseguran.  El Ayuntamiento adjudicó la urbanización de los sectores S-4, S-7, S-8, entre otros, a diferentes empresas para su desarrollo “bajo el sistema de agente urbanizador”.

El agente urbanizador cobraba los gastos de urbanización de cada sector en efectivo, o en terreno, a los propietarios de suelo, mientras que el Ayuntamiento exigió a los propietarios de suelo que presentaran avales para garantizar el pago de los gastos de urbanización.

Y fue el propio Consistorio el que exigió al agente un aval como garantía de los compromisos adquiridos en el contrato de adjudicación del sistema.  Las empresas que forman las empresas urbanizadoras cobraron los costes de urbanización,  incluido su beneficio industrial, antes de año 2006. Sin embargo no terminaron las urbanizaciones, especialmente las centrales de recogida neumática de residuos urbanos, algunos equipamientos  y el denominado ‘arte urbano’.

Imagina ya registró en marzo y en abril sendos escritos para solicitar el estado actual de las diferentes zonas y que el Consistorio informara de los posibles incumplimientos en esta y ne otras materias y las responsabilidades que se pudieran derivar.recogida de basuras

Obras dilatadas y responsabilidad

Desde el 2006, el Ayuntamiento ha consentido que las obras se dilataran, hasta no ejecutarse en su totalidad, ha devuelto parcialmente los avales a las empresas urbanizadoras, pero se ha quedado sin la garantía necesaria para ejecutar las obras de manera subsidiaria.

Desde Imagina Burgos se entiende que es “especialmente grave” porque la debilidad de las empresas hace muy difícil que se realicen esas obras pendientes. No es aceptable el argumento de que las obras no se han completado “por la desaparición de algunas empresas” porque algunas de ellas vendieron sus bienes y participaciones  a las que siguen activas.

Por todo ello, Imagina Burgos estudia pedir una comisión para investigar lo ocurrido en cada uno de los sectores; definir las responsabilidades de la empresas y buscar solución a un problema que puede costarle a la ciudad una cantidad importante de dinero; ya sea por que tenga que asumir la terminación de la urbanización o bien porque se queda sin las infraestructuras y equipamientos comprometidos.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *