Ante el deterioro del Casco Histórico Alto (ARCH)

LLevamos a la comisión de licencias la propuesta de elaborar un informe sobre deficiencias y las posibles soluciones que se puedan aplicar en relación al pavimento deslizante utilizado en las obras del Área de Rehabilitación del Centro Histórico, así como solicitar los informes pertinentes que establezcan las posibles responsabilidades a que haya lugar.

La concejala Blanca Guinea presenta en el siguiente vídeo esta propuesta.

Exposición de motivos

En ocasiones, las obras que encargan las administraciones públicas, una vez entregadas, presentan una serie de defectos o vicios ocultos que pasaron desapercibidos en las fases de proyecto y de ejecución; y se manifiestan pasado el tiempo. La obra de la plaza Mayor, por ejemplo; la de la avenida de Cantabria o de la plaza de toros son ejemplos palmarios de ello. A todas ellas se une ahora al del Área de Rehabilitación del Centro Histórico. Todas ellas, obras para décadas y décadas y al final su vida útil se acorta indefectiblemente con un costo muy superior en función del número de años que debían durar.

El Área de Rehabilitación del Centro Histórico (ARCH) de Burgos tenía como objetivo contribuir a la consecución de un desarrollo sostenible, a través de la mejora de la calidad de vida y conservación medioambiental, equidad, prevención de la exclusión social, eficiencia y productividad integral de la economía. Impulsar la revitalización social y potenciar la actividad comercial. Proporcionar a los edificios las medidas que garanticen las debidas condiciones de adecuación estructural y funcional, incluyendo todas las actuaciones dirigidas a potenciar el ahorro energético de los mismos. Proporcionar a las viviendas las debidas condiciones de habitabilidad establecidas en la normativa urbanística vigente, fundamentalmente las referidas al programa de vivienda mínima, condiciones de ventilación e iluminación de las piezas y condiciones higiénicas sanitarias, adecuación de las instalaciones de agua, gas y electricidad y la implantación de medidas de ahorro energético.

Debían, también, mejorar la calidad urbana, medio ambiente y el paisaje urbano, recuperando su identidad histórica y cultural. Renovar y mejorar las infraestructuras generales y la red vial así como la renovación y supresión de las redes aéreas en el Área.

Las intervenciones llevadas a cabo en el Área de Rehabilitación de la parte alta del Centro Histórico (ARCH) se inauguraron en octubre de 2013 tras una inversión de 18,1 millones de euros, de los cuáles el 47% fue aportada por el Ayuntamiento de la ciudad, el 24% por propietarios y vecinos afectados, el 19% por el Gobierno central y el 10% restante por la Junta de Castilla y León. Una obra que redacta la oficina del ARCH y cuya gerencia fue de Parkmusa. Una obra cuyo diseño y dirección corría a cargo del estudio MBG, el mismo que realizó el proyecto de la fallida obra del Bulevar de la calle de Vitoria. Una obra ejecutada por Jopisa y CPA.

De todo el presupuesto, 6,29 millones se invirtieron en la reurbanización de los espacios públicos afectando a 14.885 metros cuadrados. Además, se invirtieron 469.000 euros en materia de supresión de barreras arquitectónicas.

El ARCH de Burgos fue premiado también en la quinta edición de los Premios Construcción Sostenible de Castilla y León. El jurado valoró la actuación que consiguió resultados evidentes a la hora de la regeneración y recuperación de unos espacios urbanos degradados tanto en su aspecto formal como en su intensidad y nivel de usos, según destacaba  el acta.

Sin embargo, los colectivos vecinales, Además del deterioro de varias fachadas que no fueron objeto de rehabilitación, han denunciado que el nuevo pavimento presenta muchas deficiencias y es una auténtica pista de patinaje cuando llueve o nieva. Unas deficiencias que se extienden a todo el pavimento nuevo colocado en las calles objeto de reforma.

Pero hay más. El área de Arquitectura ha detectado, además, otras dos deficiencias achacables a la obra civil. Las canaletas entre baldosas no cumplen la normativa y están mal diseñadas y la evacuación de aguas tampoco es la más adecuada porque a menudo se obstruyen las canalizaciones.

Una obra que respetaba poco el patrimonio y que algunos de sus elementos como las farolas, el ascensor, las escaleras mecánicas no cuentan con informes favorables de Ingeniería Industrial municipal. Ahondado en ello, el gasto de mantenimiento de estos dos últimos elementos hace que se eleve considerablemente el presupuesto de mantener este tipo de mobiliario.

Reclamaciones

La Comisión de Reclamaciones y Sugerencias del Ayuntamiento de Burgos tiene, a fecha 29 de febrero, al menos cuatro escritos de quejas de los vecinos afectados en relación a estas circunstancias

Haciendo referencia al suelo colocado, en ciudades históricas y cascos urbanos artísticos, la apuesta en pavimentación está basada en criterios de sistematización, funcionalidad, accesibilidad, mantenimiento y de protección del paisaje urbano. Y la intención de este grupo municipal es atender las reclamaciones de los vecinos.

El área correspondiente, por otro lado, confirma que el proyecto lo realiza el ARCH y lo ejecuta Parkmusa sin la supervisión necesaria del área. Y existen dos informes fundamentales para argumentar este extremo.

Por un lado, uno de Aguas de Burgos dice que la evacuación de las aguas provenientes de las lluvias no está bien diseñado y que puede crear problemas grave de evacuación. Y otro de Fomento que confirma que la obra no ha sido supervisadas, informadas y recibidas por personal municipal.

Seguros

En algunos contratos establecidos por administraciones públicas para la realización de obras existe la posibilidad de recurrir a la figura conocida como Fondo de Seguros Decenal. Una posibilidad a explorar para reclamar posibles deficiencias de la obra.

Propuestas

Por todo ello, hemos solicitado al Ayuntamiento de Burgos las siguientes actuaciones:

  1. Elaborar un informe sobre deficiencias y las posibles soluciones que se puedan aplicar
  2. Elaborar un segundo informe de las áreas municipales implicadas que establezca las posibles responsabilidades a que haya lugar, ya sea la persona o personas encargadas de la redacción de proyecto o sea de los responsables de la ejecución de la obra.
  3. Si procede, emprender la tramitación que conduzca a exigir responsabilidades, así como la corrección de deficiencias.

 

 

 

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *