Apostamos por la remunicipalización de los servicios públicos más cercanos a la ciudadanía

La candidatura ciudadana ha explicado las ventajas de la gestión directa en los Equipos para la Promoción de la Autonomía Personal y en el de Programa de Apoyo a las Familias, más el 010  / También defendimos este modelo para los Equipos de Inclusión Social, obteniendo la negativa del resto de grupos, sin ningún informe que lo justifique.

Imagina Burgos ya lo había anunciado en el programa con el que concurrió a las elecciones municipales en 2015. La remunicipalización de los servicios públicos era una de las apuestas más firmes de la candidatura. Ahora, con varios contratos externalizados que van a caducar, es el momento de intervenir para cambiar la forma de prestarlos.

Uno de ellos es el del 010. Así Imagina Burgos apuesta “por  recuperar el Servicio de Atención 010”, una vez finalice en el mes de diciembre.  La edil Eva de Ara ha apuntado en rueda de prensa que la idea de la candidatura es “crear una oficina integral”  de información y atención a la ciudadanía “gestionada exclusivamente por el Ayuntamiento”.

Además de que con la prestación directa “se mejorará el servicio”, asumiéndolo el Ayuntamiento y no una empresa externa, “se ahorrarán costes” como son el IVA o el beneficio industrial que incrementa el servicio en un 5%.

Al mismo tiempo si se presta el 010 de manera directa “también se favorecería la comunicación entre áreas municipales y se aportaría mayor seguridad a empleados y ciudadanos”.

Si el equipo de Gobierno rechaza esta posibilidad, la candidatura exigirá “un informe de Personal que acredite las razones por las que no sería posible hacerlo”.

Servicios Sociales

Otra de las áreas en las que Imagina pretende recuperar la acción directa es en Servicios Sociales dado que es un área muy sensible y de trato directo con la ciudadanía. Así, la concejala Blanca Guinea también ha planteado que “es necesario” operar de la misma manera con “los Equipos de Promoción de la Autonomía Personal y los de Apoyo a las Familias, programas subvencionados por la Junta de Castilla y León”. En la Comunidad de Castilla y León, Burgos es la única ciudad que tiene externalizados este tipo de servicios.

La Administración regional los costea y suponen 107.000 y 500.000 euros, respectivamente, “para el pago de las nóminas de las trabajadores” y los dos “saldrán a concurso a la baja”, con el consiguiente perjuicio salarial a sus trabajadoras.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *