Apostamos por rediseñar el reglamento de distritos y tendemos la mano a los grupos municipales para darlos un impulso

La propuesta se centra en dar cancha a las organizaciones sectoriales, impedir que un concejal presida más de un distrito u ofrecer un espacio a las peñas, entre otras medidas y retomando la idea de que la feria de participación sea un espacio de debate y consulta con el tejido asociativo

Imagina Burgos encabezará un nuevo rediseño de las Juntas de Distrito tras el espectáculo ofrecido por el PP y el PSOE en el pasado Pleno. Un plan que supone apostar por “subsanar las deficiencias del reglamento y las dudas de interpretación que genera”, ha explicado la concejala de la candidatura ciudadana Blanca Guinea.

Guinea ha responsabilizado del “ridículo” al equipo de Gobierno del PP y a su socio en el diseño de los distritos, el PSOE, que se desentendieron en el Pleno de su aprobación, absteniéndose en la votación; mientras que la postura más clara, y muchas veces expresada, fue la de Imagina que vio hace unos meses como su propuesta era desestimada.

Aquel plan era el más acertado para la candidatura ciudadana que planteó hacer las cosas desde “abajo, despacio y bien”, ha explicado. Pide al resto de los grupos, mediante un escrito registrado en el Ayuntamiento que se paren a “reflexionar” porque lo ofrecido hasta ahora por PP y PSOE es una “disputa de sillones” y el reparto de presidencias y vicepresidencias.

Guinea ha planteado que el reglamento recoja, “con toda lógica” que un mismo concejal no pueda presidir más de un distrito, o que los representantes de los partidos en los distritos puedan no ser cargos electos. Para solventar el problema de la presencia de las peñas, Guinea sostiene que se cree una categoría especial de ‘entidades de carácter festivo; y que la norma permita la participación a las asociaciones de vecinas y vecinos, aun cuando no cumplan el requisito de un año inscritas en el registro, siempre que se comprometan a ello.

Lo mismo ocurre con las organizaciones sectoriales cuya actividad supere el ámbito del distrito, y aboga que las entidades ciudadanas puedan participar aunque su ámbito de actuación sea toda la ciudad; y en el caso de que se produzca un conflicto por una plaza, se primará el colectivo cuyo ámbito de actuación sea el del propio distrito.

Guinea entiende que al alcalde Lacalle no le importa la participación “sino el reparto de sillones” y para que realmente sea una organización basada en la participación, propone que la Feria de Participación sea el espacio para debate y consulta con los colectivos de la ciudad, lo que le daría a la feria un impulso del que ahora carece.

Todo ello sin olvidar la necesaria implementación de los presupuestos participativos en 2018 que sin el órgano de participación como es el Consejo Social, se ve disminuido.

 

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *