Apoyamos la propuesta conjunta para el reconocimiento de los derechos profesionales de las y los Integradores Sociales

Representante de la Asociación Integración Social Burgos, leyendo en el pleno la propuesta que han impulsado.

RECONOCIMIENTO PROFESIONAL DE LOS TÉCNICOS SUPERIORES EN INTEGRACIÓN SOCIAL.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La titulación de Técnico Superior en Integración Social (TSIS) se creó para atender una demanda creciente de profesionales en este campo, derivada de fenómenos tales como: la multiculturalidad, la exclusión, las distintas formas de discriminación, la intolerancia, la violencia, la atención a la diversidad, etc.

Existe un reconocimiento académico que se refleja en:

  • El Real Decreto 1074/2012, del 13 de julio (sustituye al decreto 2061/1995 del 22 de diciembre), por el que se establece el título de Técnico Superior en Integración Social y se fijan sus enseñanzas mínimas.
  • El Real Decreto 74/2015, del 10 de diciembre, por el que se establece el currículo correspondiente al título de Técnico Superior en Integración Social en Castilla y León.

Gracias a esta regulación, se convierte en uno de los Ciclos Formativos de Grado Superior más versátiles y que otorga mayor número de competencias profesionales, llegando a contemplar hasta veintiséis ocupaciones diferentes:

  • Técnico de programas de prevención e inserción social.
  • Educador o educadora de equipamientos residenciales de diverso tipo.
  • Educador o educadora de personas con discapacidad.
  • Trabajador o trabajadora familiar.
  • Educador o educadora de educación familiar.
  • Auxiliar de tutela.
  • Monitor o monitora de centros abiertos.
  • Técnico de integración social.
  • Especialista de apoyo educativo.
  • Educador o educadora de educación especial.
  • Técnico/a educador/a.
  • Técnico Especialista I (Integrador social).
  • Técnico Especialista II (Educativo).
  • Monitor o monitora de personas con discapacidad.
  • Técnico de movilidad básica.
  • Técnico de inserción ocupacional.
  • Mediador ocupacional y/o laboral.
  • Dinamizador ocupacional y/o laboral.
  • Educador de base.
  • Mediador o mediadora comunitaria.
  • Mediador o mediadora intercultural.
  • Mediador o mediadora vecinal y comunitario.
  • Preparador laboral.
  • Técnico en empleo con apoyo.
  • Técnico de acompañamiento laboral.
  • Monitor/a de rehabilitación psicosocial

Así mismo, en el Anexo I del mencionado Real Decreto 75/2015 se menciona que los TSIS en Castilla y León “podrá integrarse en cualquier estructura u organización empresarial o entidades sociales que tengan como objeto el desarrollo de programas de intervención social. En concreto, podrá ser contratado por:

  • Administraciones públicas, fundamentalmente municipales o autonómicas, a través de los servicios sociales generales o específicos (residencias de ancianos, centros de día y otros).
  • Entidades privadas, tanto con ánimo de lucro como sin él (ONG´s, asociaciones, fundaciones y otras).

En Castilla y León, podrá ejercer sus funciones, entre otros, en los siguientes espacios de atención social:

  • Centros de Acción Social a través de sus distintos programas de infancia, familia, intervención en la comunidad, etc.
  • Residencias destinadas a la atención de distintos colectivos (mayores, personas con discapacidad, menores, etc).
  • Centros de acogida (mujeres, menores, marginación sin hogar y otros).
  • Otros centros residenciales (viviendas tuteladas, pisos compartidos, miniresidencias, comunidades terapéuticas y otros).
  • Centros de inserción ocupacional y profesional.

En general, se integrará en equipos multiprofesionales de atención social, junto a profesionales de nivel superior.

A pesar de que la titulación lleva impartiéndose en Castilla y León unos veinte años, este reconocimiento académico no ha venido a ser traducido en reconocimiento profesional y, de esta forma, se vienen produciendo auténticos problemas de inserción laboral de los titulados, desaprovechando el capital humano y la inversión formativa que se viene realizando, a la vez que se dan situaciones en las que otros profesionales realizan las funciones de la competencia de los TSIS. Como ejemplo claro de esto, es llamativa la ausencia total de contratos laborales a TSIS en el Centro de Integración Social (CEIS) de Burgos.

Cabe destacar al respecto que, el Procurador del Común, en su Resolución de 12/02/2015: Salidas profesionales de los Técnicos Superiores de Integración Social en el ámbito del empleo público, menciona que “a diferencia de lo que ocurre en otras Comunidades en las que la contratación de dichos Técnicos por las Administraciones se ha asumido de manera normalizada, en las distintas Administraciones de la Comunidad de Castilla y León no se ha aprovechado la singularidad de las competencias que están llamadas a desarrollar los Técnicos de Integración Social, a pesar de estar muy vinculadas con los servicios de ámbito personal y comunitario que deben prestar esas Administraciones.” Se insta de este modo a la Administración autonómica, que también debe ser un referente para las Administraciones locales de nuestra Comunidad, con el fin de que, tanto en lo que respecta al personal funcionario, como al personal laboral al servicio de las Administraciones públicas, tengan el debido reconocimiento los titulados como Técnicos de Integración Social.

Fruto de este “vacío legal”, la Asociación Integración Social Burgos en representación de más de dos mil alumnos en toda Castilla y León; viene reivindicando este reconocimiento, para abrir espacios a estos titulados en el propio sistema de servicios sociales, como ya ocurre en otras comunidades autónomas.

Estos técnicos tienen perfecta cabida en los equipos multidisciplinares junto a otros profesionales de titulación superior, en la prestación de servicios de atención a las personas en distintos ámbitos. Unos servicios que prestan en buena medida los ayuntamientos y que deben adecuarse a la realidad de las diferentes profesiones para garantizar el mejor perfil profesional posible en cada nivel de atención.

No se trata de invadir el espacio de desarrollo profesional de otras titulaciones, si no de propiciar la apertura del espacio propio que les corresponde a los Integradores Sociales que, por la propia naturaleza de su formación, son polivalentes y pueden aportar un gran valor añadido en la intervención social. No en vano, esta formación reglada es valorada como una de las más prometedoras y de mayor futuro.

Por lo expuesto, solicitamos al Pleno del Ayuntamiento de Burgos que adopte los siguientes

ACUERDOS

 Primero: El Ayuntamiento de Burgos acuerda revisar los pliegos de contratación de servicios sociales y socio sanitarios municipales, en los que su objeto guarde relación con las aptitudes profesionales de los Técnicos Superiores en Integración Social; para incorporar la presencia de estos profesionales en los equipos ofertados por las empresas licitadoras.

Segundo: Instar a la Junta de Castilla y León para que financie, a través del Acuerdo Marco de cofinanciación de Servicios Sociales, programas de intervención en los que este personal Técnico desarrolle su actividad profesional, y con ello potenciar la figura de los Técnicos Superiores en Integración Social en los programas de Servicios Sociales.

Tercero: El Ayuntamiento Pleno acuerda dar traslado de los presentes acuerdos a la Asociación Integración Social Burgos y a las Federaciones Regional y Nacional de Municipios y Provincias.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *