Desastre de Blasco

Por su parte, el portavoz de Imagina Burgos en el Ayuntamiento de Burgos, Raúl Salinero, ha declarado que estos problemas son el resultado de la “nula” capacidad de gestión e iniciativa política de la concejala responsable del área, Carolina Blasco.

La gestión de Blasco ha sido “un desastre” porque esta obra estaba financiada con  un 80% de subvención europea, siempre que se realizara a tiempo. La obra debió terminar 31 de marzo 2016 y  entonces Europa habría aportado el 80%; pero “no sólo no se tramitó a tiempo, también se ha perdido parte de la ayuda porque la obra no ha terminado aún”.

Salinero ha recordado que “de costarnos un 20%, ahora nos costará 12 millones y sobre 21,5 más los abastecimientos y todo ello repercutirá en la ciudadanía”. Por eso pide a Blasco que “salga, que dé la cara y explique la pérdida de dinero”.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *