El caos urbanístico del PP conllevará una nueva pérdida patrimonial millonaria al Ayuntamiento de Burgos

Imagina Burgos denuncia que el Ayuntamiento ha perdido hasta 18 viviendas en dos procedimientos diferentes, que podría haber incluido al parque de viviendas municipal y más de 300.000 de una parcela que deberá enajenar para abrir una calle

La constructora Altamira, del Grupo del Banco Santander, ha denunciado al Ayuntamiento de Burgos, por reclamar el 10% de aprovechamiento en  viviendas que le corresponden al haberlas solicitad fuera de los plazos establecidos por la ley en una promoción de la constructora Altamira, del Grupo del Banco Santander en la calle Real

Se trata de un derecho que le asiste, garantizado por la Ley de Urbanismo de Castilla y León, al haber solicitado fuera de plazo el derecho sobre tres o cuatro viviendas “por el incremento de construcción que ha permitido el Plan General de Ordenación Urbana de 2014, en una construcción que realiza la empresa del grupo bancario en Capiscol. Así lo ha denunciado el portavoz de Imagina Burgos, Raúl Salinero.

Los hechos se remontan a hace casi una década. En esa parcela, parte ella de propiedad municipal y parte del grupo Santander, adquirida a Arranz Acinas, se planteó conforme al PGOU de 1999 la construcción de 59 viviendas, por un importe de casi cuatro millones de euros. En ese caso, al Ayuntamiento le correspondían los derechos sobre15 de ellas. Pasado el tiempo, no se llevó a cabo la construcción y se aplicó la ley que ordenaba reducir hasta 25, el número de pisos.

Con el nuevo PGOU de 2014, se volvió a la idea de las 59 viviendas del inicio, incrementando en 34 las que ya constaban por la primera sanción. Así, el Ayuntamiento de Burgos, obtendría un 10% de derechos de este incremento, es decir, en torno a unas 3 ó 4 viviendas que puede perder, como ya perdió los derechos sobre 15 alojamientos al no ejecutarse la obra primitiva, y en todas ellas las correspondientes plazas de garaje y trasteros.

Además, según plantea el PGOU, el Ayuntamiento deberá enajenar que expropiar otros 525 metros cuadrados de la parcela al Banco Santander, por lo que le tendrá que abonar alrededor de 320.000 euros.

Imagina quiere que se depuren responsabilidades,  conocer quién tramitó todo y ya ha avisado de que no votará en contra  de dar licencias a obras nuevas hasta que desde el área de Urbanismo no se corrijan estas actitudes.

 

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *