El debate de distritos evidencia la debilidad del acuerdo PP–PSOE y refuerza el planteamiento de Imagina Burgos

La concejala de Imagina Burgos Blanca Guinea ha subrayado en el Pleno de hoy que el enfrentamiento entre PP y PSOE en el debate sobre distritos evidencia “el claro fracaso” del acuerdo entre el Partido Popular y el PSOE para la confección de los distritos.

Ambos grupos municipales se han basado “en un reglamento incompleto, que da lugar a interpretaciones”, y sólo se quedan en “discusiones infantiles” sobre quién debe nombrar las vicepresidencias que poco o nada les interesa a las vecinas y vecinos de Burgos ni aporta nada para mejorar la situación de la participación en nuestra ciudad.

Guinea subrayaba en el Pleno que la propuesta que se debatía hoy no era la de Imagina Burgos y que el camino “no es adaptar la realidad a lo institucional”, sino es al contrario, “hay que adaptar lo institucional a la realidad y transformarla de forma colectiva”. IB propuso un proceso colectivo de análisis de la participación ciudadana en la ciudad, “con la vista en la ahora feria de participación ciudadana”. Recordó que Imagina ya propuso en su día “un proceso sencillo y consensuado con la sociedad burgalesa” para activar la participación, pero tanto PP como PSOE la rechazaron. Blanca Guinea señala que hoy se ha evidenciado que estos dos equipos municipales han preferido los sillones a hablar sobre reactivar de verdad la participación en Burgos.

Entidades sociales, sin voto
Las entidades de carácter social quedan relegadas a los consejos sectoriales, órganos meramente consultivos sin capacidad de decisión.

Con la propuesta llevada a Pleno, se quedaban​ fuera de los distritos organizaciones que vienen demostrando su participación activa. Y puso ejemplos como Burgos Acoge, Promoción Gitana, Aspanias, o Parkinson Burgos, entre otras, que ven impedida su participación porque “no pueden circunscribir su actividad a un distrito”. Sin embargo, entra en contradicciones la propuesta del PP y del PSOE al incluir colectivos culturales que no cumplen este requisito, como es el caso de la asociación de ballet propuesta para el distrito cuatro o las mismas peñas, que dudan también de que puedan considerarse ‘de carácter social’. También quedan fuera los vecinos de Río Vena, Casco Histórico Alto, Villímar, o San Cristóbal, entre otras. Desde Imagina señalan que la interpretación del PP y del PSOE en unas situaciones es más abierta y en otras más excluyente, cuestión con la que no pueden estar de acuerdo.

Con ello queda demostrado que el PP ha convertido el Ayuntamiento en un espacio opaco y poco fiable, supeditado a que los colectivos superen su exclusión. Al menos eso se desprende de la memoria de la participación en la ciudad, una evaluación realizada mediante herramientas de la Junta de Castilla y León que evidencia que Burgos sólo cumple el 18% de los estándares que marca la Administración. Esto es, un 1,8 de nota sobre 10, un rotundo suspenso.

Hemos preparado los siguientes gráficos para mostrar de una forma más clara cómo queda la participación ciudadana según el modelo de Distritos pactado por PP y PSOE. En rojo, las plazas que han quedado vacantes:

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *