Elaboración de la nueva ordenanza de limpieza y gestión de residuos.

En la comisión de Medio Ambiente del pasado jueves, tomamos las riendas de la elaboración de la nueva ordenanza, elaborando un elenco de asuntos para su debate, ante las duplicidades y carencias de la normativa municipal / La idea de la concejala Eva de Ara es caminar “hacia una economía circular” en la gestión

contenedores-reciclajeImagina Burgos ha tomado las riendas en  la elaboración de la nueva ordenanza de limpieza y gestión de residuos y hemos propuesto que en la redacción prime como objetivo fundamental la “reducción de residuos”; una “concienciación ciudadana hacia la separación” y una “educación acerca de la gestión” de éstos.

Con respecto a la ordenanza de limpieza, la presente normativa tiene “muchas carencias en el ámbito técnico”. Así, hay temas que se regulan “dos veces y otros se quedan incompletos”.

En relación a los sistemas de cobro de la tasa de basuras, habría que valorar diferentes opciones, así como sistemas más justos en los que “se pague más en función de la basura que se produzca”. Habría que buscar sistemas “alternativos, generar espacios de debate social y facilitar la creación de códigos y manuales de buenas prácticas”.

El objetivo fundamental es la “reducción de residuos” y marcar como meta “el cierre del vertedero de Abajas para 2030”, como evolución hacia una “economía circular”. A muchos países les resultará “extremadamente difícil alcanzar los objetivos impuestos por la UE de reciclar el 50 % de los residuos domésticos y similares para el año 2020”. Si Burgos es pionera en este sentido, “sería un gran punto a favor de nuestra ciudad”.

Ordenanza

En la normativa se repite dos veces la regulación de la prohibición de dejar los residuos de los animales en la vía pública. Y está duplicada también la regulación acerca de los animales muertos.

camion-basuraPara Imagina es “un error” aunar en una misma ordenanza el ornato y la limpieza de las calles con la gestión de residuos. Tendrían que ser dos ordenanzas diferentes. En el primero de los casos, el ornato y la limpieza de las calles, es una cuestión de educación ciudadana y de llevar a cabo una utilización adecuada de las instalaciones públicas. En el segundo caso, la gestión de residuos, se entiende que tiene por un lado una parte educativa, pero por otra, posee mucha carga técnica y de objetivos, tanto políticos como medioambientales.

Entendemos que se debería incorporar en la definición de residuo doméstico, el residuo peligroso, como por ejemplo un envase  de lejía.

Y en cuanto a los residuos integrados, el objetivo es que “la fracción desaparezca”. La tendencia sería a que “desapareciera el contenedor gris” y tener en cuenta la problemática que causan determinados residuos como por ejemplo los pañales. También en cuanto a la gestión de fluorescentes y bombillas, que están incluidos en los sistemas integrados de gestión. Son peligrosos pero llevan la misma vía que los aparatos electrónicos e irían al punto limpio.

Más debate

De Ara ha señalado que en el seno de la comisión también se discutieron otros temas que se “van a analizar con más detalle”, como los referentes a la prohibición de dar de beber a los animales en las fuentes; la gestión de la tierra que se extrae para cimentar;

O las actuaciones relacionadas con la publicidad proponiendo sancionar las conductas infractoras y conminándose a la retirada de la publicidad a costa de la empresa anunciada, en lugar de la anunciadora o persona física o jurídica responsable. Ya hicimos un ruego en anteriores Plenos, para que no se trate sólo de sancionar sino de dar alternativas, solicitando que se establezcan espacios fijos acondicionados a tal efecto.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *