Historia de un sobrecoste anunciado

¿Por qué seguimos dilapidando dinero en un proyecto tan opaco?

El proyecto de renovación de El Plantío ha registrado ya un sobrecoste del 400%, una cantidad ingente de dinero que se decide no emplear en otras obras más pequeñas, asumibles y más necesarias como pueden ser actuaciones dirigidas instalaciones de deporte base.

Ya desde el comienzo del proyecto se denunció la aparición de amianto, teniendo que aguantar que el equipo de gobierno nos dijese que eso no era así, en teoría se encontraba únicamente en el lateral y no en el fondo norte. Sin embargo, ese fue el primero de muchos sobrecostes, tras derribar la lateral aparecieron unas zapatas de hormigón que no estaban previstas y eso supuso un nuevo sobrecoste del 10% que unido a la retirada del amianto, que efectivamente se encontraba en el fondo norte,  acabo con el desvío legal  del 10% previsto para proyectos de esta envergadura. 

En ese instante lo lógico y legal hubiese sido paralizar la obra y licitar de nuevo con los costes reales. Se han llevado a cabo modificaciones sin aprobar previamente, se han realizado hasta seis cambios en el Plan de Seguridad como consecuencia de cambios importantes en el proyecto que desconoce toda la ciudadanía.

No es posible conocer el expediente administrativo completo con las correspondientes certificaciones que nos permitiría saber cuánto cobra la empresa que está realizando actualmente las obras.  El coste de un proyecto con múltiples carencias, que requiere modificaciones, que no solo ha registrado actuaciones no previstas sino radicalmente opuestas a las previstas en el informe. Desde Imagina Burgos creemos que se debe parar y sacar  de nuevo a concurso con todos los datos necesarios para los burgaleses, costes y detalles.  

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *