Imagina atribuye el sobrecoste de la remodelación de El Plantío a una indefinición del proyecto y a la falta de rigor municipal en su supervisión

Foto del Plantío, del Correo de Burgos

Imagina Burgos, a través de su consejero vecino, Javier Barriocanal, denuncia “los sobrecostes” de la obra de remodelación del Estadio de El Plantío por un proyecto que no contemplaba todo lo necesario para una buena ejecución, y han implicado errores de cálculo de la cimentación de las bases de las cubiertas de los dos fondos que debieron ser modificados dado que en algunos lugares “el suelo no era lo suficientemente consistente”. El resultado final es que ha tenido que ser modificado  de manera técnica para poder efectuar las correspondientes correcciones con más excavación y relleno con hormigón de limpieza.

A juicio de la candidatura ciudadana las responsabilidades recaen principalmente en el arquitecto ejecutor del proyecto y a la falta de una supervisión rigurosa por parte del departamento de Arquitectura del Ayuntamiento de Burgos, que a la luz del proyecto inicial “se debiera haber dado cuenta” de las deficiencias para corregirlas.

En la grada del lateral cubierta también se han encontrado grandes bloques de hormigón que se han tenido que extraer, lo que supone un sobrecoste no previsto en el proyecto. La candidatura ciudadana ha denunciado esta circunstancia, dado que si se hubiera realizado “un estudio geotécnico pormenorizado”, fácilmente se habrían detectado estos enormes bloques de hormigón. El mismo consejero ha preguntado por esta circunstancia en el Consejo de Deportes celebrado este jueves al arquitecto municipal, pero no ha obtenido respuesta alguna. Los desvíos presupuestarios alcanzan entre un 500% y un 600% de la “partida de la cimentación y desescombro”. El coste “a mayores” de esta actuación ronda ya los 490.000 euros, “el 10% del coste total de la obra”.

En cuanto al revestimiento exterior de la lateral y los fondos del Estadio, estaba previsto un recubrimiento con paneles metálicos perforados en forma de semicírculo. La sujeción que se había proyectado inicialmente era sencilla, con anclajes a la estructura; sin embargo, el propio arquitecto señalaba en el Consejo que no daba garantías de seguridad. Ante este cambio de criterio sobre el proyecto inicial visado por el Área de Arquitectura,  desde el mismo área se plantea una nueva solución, que es un bastidor rígido que de consistencia a los paneles y seguridad en su anclaje. Sin embargo, el importe de esta solución aún sin aprobar “se desconoce actualmente”, ha denunciado Imagina Burgos.

Esta es una muestra más de la mala gestión y planificación que hace el equipo de Gobierno y el alcalde a la cabeza, más centrada en inaugurar grandes instalaciones que en cubrir las necesidades reales que tienen los usuarios deportivos.

Estos sobrecostes se traducirán en más recortes sobre el presupuesto de otras instalaciones deportivas necesitadas de una reforma o mantenimiento adecuado, dejando así proyectos pendientes por hacer, como la pista de BMX o las pistas de vóley-playa. Temas que impulsó Imagina y fueron aprobados en Plenos del pasado año, por los cuales se ha preguntado en los sucesivos Consejos de Deportes, obteniendo por respuesta que “aún no se ha iniciado ningún trámite para llevarlos a cabo”.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *