Imagina Burgos apoya la ‘Marcha Blanca’ y exige que se declare al sector del vacuno de leche como “estratégico”

La provincia ha perdido diez explotaciones en los últimos años y Castilla y León 238. Para la candidatura de unidad popular, el sector es “vital para fijar población en el medio rural”. Una vez más las políticas erráticas de España y Europa cargan contra los más desfavorecidos.

Imagina Burgos se solidariza con los ganaderos de Castilla y León y de la provincia de Burgos en el conflicto de la leche que pone en peligro decenas de explotaciones. La candidatura ciudadana exige a las administraciones central y autonómica que tomen cartas en el asunto y que declaren a este sector como “estratégico”. Castilla y León ha perdido un total de 238 explotaciones de vacuno de leche en los tres últimos años, de las cuales, diez son de Burgos, pasando de 187 a 177, en 2013, según datos aportados por el sector.

Desde ayer lunes un grupo de ganaderos se desplaza caminando hasta Madrid donde tienen previsto llegar el 4 de septiembre y manifestarse en La Moncloa al término del Consejo de Ministros. Una marcha que también se apoya desde Galicia con una tractorada en la provincia de Lugo. Y es que la desaparición de las cuotas lácteas desde el pasado 1 de abril ha abierto un periodo de incertidumbre. Consultados algunos de los afectados, estiman que una de las opciones que queda es agruparse y negociar de forma conjunta cuánto dinero van a recibir los ganaderos a partir de ahora por la leche.

El grupo de diputadas y diputados de Imagina Burgos en la administración provincial estima que “no es concebible que este sector produzca a pérdidas”. Esto es una muestra más de cómo las políticas erráticas emanadas de los parlamentos españoles y europeos se ceban con aquellas personas y ámbitos más desfavorecidos.

 

Liberalización del sector lácteo

La liberalización de este sector, denuncia puede llevar a que “se desmantele” si desde las administraciones competentes no se arbitran algunas medidas que lleven a garantizar un coste de producción que los ganaderos sitúa en los 34 céntimos por litro, al igual que se ha fijado en Francia.

Imagina Burgos recuerda que las exigencias de la Unión Europea llevaron a decenas de productores de vacuno de leche a reconvertir y redimensionar sus explotaciones con mejora también de la genética. Todas esas mejoras e inversiones se pueden perder ahora con la liberalización a ultranza de este sector.

El dato es contundente y esclarecedor: el coste de producción de un litro de leche ronda actualmente los 34 céntimos mientras que la venta apenas alcanza los 26 céntimos.

 

Fijar población

Los datos de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León señalan que esta Comunidad es la segunda en producción de leche de vaca de España con 1.600 productores con una media de 62 vacas por explotación mientras que la media española está en 40. Además, por parte del sector, se ha hecho un esfuerzo muy importante en modernización de equipos en los últimos años con la inversión de 165 millones de euros.

Con este panorama es prácticamente impensable la llegada de gente joven al sector; y no sólo eso. También mantener la población en el campo de la provincia y de la comunidad. Es una actividad con una fuerte vinculación al territorio, lo que convierte a las explotaciones ganaderas y las industrias lácteas en motor de desarrollo económico y social en el medio rural. Si hay actividad económica en los pueblos, es más fácil que la población no huya a las ciudades para buscar otras formas de vida.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *