Imagina Burgos atribuye al recorte de la Junta en materia de incendios como causa del fuego de los Montes Obarenes

Según los expertos, los incendios se “apagan en invierno” con una adecuada política de prevención que casi es inexistente por que la Administración regional ha dejado disminuidas las partidas presupuestarias a la mitad.

La errática política en materia de prevención de incendios de la Junta de Castilla y León es una de las causas principales del incendio de los Montes Obarenes, que sigue activo a día de hoy. La Administración regional sigue “sin contratar a personal especializado” en uno de los momentos más “peligrosos del verano”, con una gran ola de calor que “hacía prever una campaña muy complicada” en materia de prevención y extinción de fuegos forestales, a juicio del grupo de diputados provinciales de Imagina Burgos.

Imagina valora el trabajo y la dedicación de todos los alcaldes y responsables de las cuadrillas contra el fuego. Según han manifestados numerosos alcaldes de la provincia y responsables de las brigadas, la política de la Junta en materia de incendios es demasiado restrictiva. Sobre todo en unas comarcas con “grandes masas forestales” de un indudable valor ecológico. Así, en las últimas campañas se ha reducido prácticamente a la mitad la dotación económica de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para la prevención y extinción de incendios forestales; unas decisiones que la Junta deberá explicar y asumir con responsabilidad.

En concreto, en este fuego forestal ya han ardido más de 180 hectáreas, según el Gabinete de Prensa de la Delegación de la Junta en Burgos, a pesar del ingente trabajo que se realiza en la zona, con dos helicópteros con base en Burgos, otro de control de Valladolid y un tercero con base en Palencia; y dos avionetas de carga en tierra procedentes de La Rioja, así como de Lubia (Soria), Pradoluengo y Medina de Pomar. A ese operativo se sumaban ayer dos aviones anfibios de la base de Matacán (Salamanca) junto a tres bulldozer, cinco autobombas, tres cuadrillas de tierra, tres helitransportadas, personal de tierra de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales y una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisión.

 

Ley de Incendios

Se hace necesaria entonces, una ley de incendios de carácter regional que complemente a la nacional, que incluya una planificación de las acciones preventivas y disponga de los medios suficientes para la extinción. Las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF), que dependen del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, están realizando un esfuerzo superior, pero siguen con deficiencia de medios. Para conseguir estos objetivos, este colectivo inició una huelga la semana pasada que Imagina entiende como “justa”, porque la Comunidad, por sí sola, no cuenta con medios suficientes. La situación de los trabajadores que se dedican a esta tarea es desastrosa y las condiciones laborales y económicas de los trabajadores de las cuadrillas privadas es intolerable.

 

Las brigadas

Los empleados de las brigadas exigen, por un lado, cambiar de categoría laboral para pasar de peones de montes a bomberos forestales, la posibilidad de pasar a una segunda actividad fuera de los fuegos cuando las condiciones físicas que deben acreditar anualmente les impidan trabajar en el monte y una subida salarial que compense mejor el trabajo realizado en condiciones de extrema dureza en el monte.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *