Imagina defiende la modificación de las ordenanzas y acusa al bloque PP-PSOE de banalizar las demandas de la ciudadanía

Los técnicos municipales han reconocido que algunas de las modificaciones no se pueden implementar por falta de personal en la Administración local

Las modificaciones que Imagina Burgos ha propuesto a ocho ordenanzas buscaban mejorar el acceso de la ciudadanía a la administración local y facilitar y rebajar algunas tasas para hacer la vida más accesible a la vecindad. El tándem PP-PSOE y el rodillo normativo pactado por estos dos partidos han echado por tierra las alegaciones de la candidatura ciudadana.

Hacían referencia a la tasa por documentos que expide el Ayuntamiento; la de otorgamiento de licencias urbanísticas y declaraciones responsables; la de concesión de licencias ambientales, comunicación de inicio y comunicación de actividad; también hacían referencia a la prestación del servicio de transporte urbano de viajeros. Al precio público por la prestación del servicio de ayuda a domicilio, servicio de lavandería, comida a domicilio y servicio de tele-asistencia.

El resto de las alegaciones se referían a los precios públicos por los servicios de las escuelas infantiles municipales (de 0 a 3 años). La tasa reguladora del precio público por la utilización temporal de instalaciones adscritas al Instituto Municipal de Cultura y Turismo (IMCT) y la tasa reguladora del precio por los servicios de préstamo de bicicletas de uso público.

Falta de personal

Salinero ha explicado en el Pleno que algunas de las modificaciones propuestas han sido valoradas de manera “muy positiva” por parte de los técnicos municipales. Sin embargo, los informes definitivos emanados de los servicios locales han sido contrarios porque, tal y como reconocen, tienen un importante déficit de personal. Las propuestas se podrían llevar a cabo si existiera una plantilla adecuada a las necesidades, como ya hemos venido reclamando.

Por otro lado, Salinero también afeó la conducta acrítica de PP y PSOE que en la aprobación de las ordenanzas mantienen su pacto.

La candidatura ciudadana traía al Ayuntamiento propuestas que han funcionado en otros consistorios como Rivas Vaciamadrid u otras del calado de Burgos y en las que también se aplica la Ley de Grandes Ciudades, como es el caso de Valladolid.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *