Imagina impulsará en las instituciones el “cambio de modelo” para caminar hacia no generar residuos

Técnicos de la administración local y provincial realizaron una radiografía de la situación actual y el geólogo David López ofreció una visión alternativa al modelo tradicional de cara a conseguir el objetivo de ‘residuo cero’

El Ayuntamiento de Burgos y la Diputación tienen el reto de liderar un cambio de modelo en la gestión de residuos y empezar a caminar hacia el “vertido cero”. Es la primera y más importante conclusión que se extrae de la Jornada sobre gestión y reducción de residuos, con el lema ‘El mejor residuo es el que no se genera’, que ha celebrado Imagina Burgos en el Monasterio de San Agustín. La jornada se desarrolló desde las 10.00 horas y contó  con la presencia de 80 personas de la ciudad y la provincia interesadas en la gestión de residuos.

Los ponentes y el público participante en esta cita han apuntado que es el momento de desarrollar un plan de gestión de residuos a largo plazo, o lo que es lo mismo “un cambio de modelo y que tenga su meta en el vertido cero”.

La visión del modelo actual es diferente según el enfoque provenga de la administración o desde los sectores más cercanos a la ecología integral. Los expertos técnicos Ignacio Elías, técnico del Ayuntamiento de Burgos, y Juan García, gerente del Consorcio Provincial de Residuos, entienden que con el modelo actual, “eliminar residuos es prácticamente imposible”, por lo tanto hay que ir paulatinamente hacia la reducción y minimización en la utilización de materiales que acaban siendo residuos.

No dudan en apuntar que día a día se cometen los mismos errores en la gestión a pesar, por ejemplo de que Burgos, en las estimaciones de España, es la séptima ciudad en recogida de papel y cartón. “El modelo de economía circular es hacia el que hay que aspirar” y el reto, en la actualidad, es reducir porque de momento “no hemos sido capaces de trastocar ese modelo”.

El geólogo, asesor de ‘Ganemos Cádiz’ en gestión de residuos y ex responsable del área de gestión de residuos de Ecologistas en Acción en el ámbito estatal, Daniel López, entiende que el actual modelo está basado en “el anonimato y la voluntariedad” y que “ha de cambiar” porque la separación de residuos “no tiene que ser optativo, sino obligatorio”. Para López, es necesario visibilizar la cantidad de basura que “genera cada persona y cómo la presenta”.

El modelo de ‘residuo cero’ debe ser entendido como un concepto de vida más sostenible basado en la separación en origen. La reutilización debe ser un objetivo a conseguir a largo plazo. Ha de ser compatible con otros sistemas de gestión alternativos hasta su implantación final. El concepto es  medioambientalmente más correcto pero más caro que el actual.


En la sesión de tarde, los grupos de trabajo realizaron propuestas a llevar a cabo en el Ayuntamiento, en la Diputación y medidas de sensibilización y educación desde las edades más tempranas. Cada grupo hizo una breve exposición de alrededor de medio centenar de propuestas a estudiar para su puesta en práctica. Las conclusiones de esta jornada quedarán recogidas en un dossier que se presentará a los medios de comunicación y a la ciudadanía.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *