Imagina instará al Pleno que pida a la Junta de Castilla y León una moratoria sobre la implantación de macrogranjas

Imagina Burgos propondrá al Pleno que se inste a la Junta de Castilla y León a que aplique una moratoria de cuatro años, atendiendo al principio de precaución que inspira las actuaciones de esa Institución, para que no se permita la instalación de macro granjas de cría de cerdos en  Castilla y León, y más en concreto en Burgos, tal y como ha solicitado la organización Ecologistas en Acción.

Todo ello viene al hilo de la protesta de los vecinos de la comarca de la Bureba contra la granja que un particular pretende abrir en Llano de Bureba en la antigua finca de El Moscadero.

En este sentido, Imagina Burgos va a proponer también al Pleno de la Diputación de Burgos que la institución incluya en los contratos de enajenación de bienes de su propiedad “cláusulas que fomenten la dinamización de las comarcas” donde estén ubicados dichos bienes “que sirvan de forma prioritaria para fomentar el asentamiento de población”.

En esas cláusulas se deberían incluir que se impida en esas fincas que se puedan realizar actividades que puedan causar daños medioambientales y que  incluyan otras para que la implantación de actividades en esos bienes no perjudique los intereses públicos y vecinales.

 El  Moscadero

En el caso de los contratos, la candidatura ciudadana recuerda que el pasado año, Diputación sacó a subasta la finca de El Moscadero y esta quedó en poder de un potente industrial constructor de la comarca de la sierra burgalesa. Este constructor quiere convertir este espacio emblemático en una explotación industrial ganadera que cuenta con una firme oposición vecinal.

El propósito de la moción es evitar que las propiedades rurales la Diputación y que se pretendan enajenar en un futuro “no sigan el mismo camino y en su venta se proteja tanto la actividad agrícola o ganadera de producción local; así como que sus futuros usos promuevan el asentamiento de población rural”.

Como se recordará, la Diputación era propietaria de la finca de El Moscadero, 286 hectáreas repartidas entre Llano de Bureba y Los Barrios de Bureba, cuyo dominio compartía, a través del Consorcio de Promoción Agropecuaria, con Fundación Caja de Burgos. A pesar de las expectativas creadas tras el anuncio de la Diputación y Caja de Burgos de sacarla a concurso, solo se presentó una plica porque es muy difícil que un particular pueda tener 3,4 millones para comprar una finca.

Para evitar una explotación intensiva, desde Imagina se propuso encargar a la Diputación de Burgos, a través del área de Agricultura de la Institución, una reorganización de la finca para su explotación, mediante la planificación de una parcelación media de 40 a 50 hectáreas para facilitar que 4 o 5 familias, en régimen unifamiliar o en cooperativa, pudieran vivir de su explotación agraria, en régimen  de alquiler, adecuado a la situación.

En otro Pleno

También se propuso iniciar un proceso de desarrollo y de explotación con la aplicación de técnicas de agricultura ecológica en las parcelas de la finca, al tiempo que se pudieran aportar a esta Diputación otras propuestas para la mejor forma de sacar rentabilidad real y social a esta finca, antes de la decisión definitiva. La iniciativa no obtuvo el visto bueno de esta Diputación.

Sin embargo sus peticiones no fueron atendidas.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *