Imagina pide un informe que aclare la situación legal del parque de Artillería

El historiador vinculado a la candidatura ciudadana, Jesús Ojeda, ha expuesto su investigación sobre las parcelas que fueron vendidas de manera ilegal, tal y como certifican los documentos de 1948 aportados por él.

Documentos del año 1948 y siguientes, certifican que las parcelas sobre las que se asienta el cuartel de Artillería, en las confluencias de la calle de Vitoria, Santa Bárbara y las traseras del centro comercial Camino de la Plata, obtenidas por el Ramo de Guerra junto con otras del llamado Censo de los Catorce, un grupo de Gamonal, fueron declaradas como ventas nulas o inexistentes, por no tener los vendedores todo el dominio.

Aquellas parcelas eran bienes comunales por lo que no podían ser vendidos y si es así ahora se podrían recuperar, según explicó el historiador vinculado a la candidatura ciudadana Jesús Ojeda. Y es que se ha puesto de manifiesto, como se recogen en diferentes estudios y documentación consultada, que las parcelas fueron vendidas por Manuel Saiz, en representación del Censo de los Catorce al Ramo de Guerra por 300.000 pesetas sin el consentimiento del Ayuntamiento de Gamonal, quien decidió acudir a los tribunales. O bien por el fondo o por la forma, puede existir algún viso de declarar ilegal la venta.

Aferrados a ello, Imagina Burgos quiere explorar si existe alguna posibilidad de reclamar la titularidad y derechos sobre esos terrenos. Para ello ha solicitado un informe a Secretaría que aclare la situación legal de esta parcela que el Ministerio de Defensa tiene la intención de subastar por un costo inicial de 14 millones de euros.

Tres firmas

Para solicitar el informe se necesitan al menos tres firmas y, ofrecido a los ediles de Ciudadanos, éstos ya han estampado su rúbrica, informaba el portavoz de Imagina Burgos, Raúl Salinero, quien ha explicado que en el trasfondo de la operación está también el convenio firmado entre el entonces alcalde Juan Carlos Aparicio y el que fuera ministro de Defensa del PSOE José Bono, que certificaba un nuevo “pelotazo urbanístico”.

Esa zona debe ser “de esponjamiento para el disfrute de los vecinos”. La idea es que se renegocie el convenio porque con esta subasta los vecinos de Gamonal pierden, a precios de hoy, 24 millones de euros. Defensa, por su parte, ya ha descartado la permuta y su intención es continuar con la subasta, que tendría lugar en el mes de septiembre, y que podría suponer la construcción de más de 300 viviendas.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *