Imagina quiere una “regeneración” de la Diputación y un modelo de administración más “cercana a los pueblos”. Balance de situación provincial.

La apuesta por la comarcalización que propicie un mayor acercamiento de los servicios y  evitar el clientelismo, la lucha contra la despoblación y el acercamiento a la realidad del mundo rural son algunos de los principales objetivos que nos marcamos para 2017

Imagina Burgos se plantea para el año que acaba de comenzar “trabajar para la regeneración” de la Diputación de Burgos de tal manera que se convierta en una entidad institucional “organizada comarcalmente”, mucho más cercana a los pueblos y que les aporte el apoyo necesario para su mantenimiento, asesoramiento  y recuperación. Así lo ha señalado el diputado de la candidatura ciudadana y portavoz en la institución, Marco Antonio Manjón.

Desde el primer instante, y ese va a ser nuestro reto de 2017, insistiremos en la necesidad de trasladar la Diputación a los pueblos “por medio de una apuesta clara por la comarcalización y la mejora en la prestación de servicios desde una administración más cercana y que cree confianza para los vecinos y vecinas”. Más en una provincia escasamente poblada y tremendamente dispersa.

Queremos enfocarlo desde “dos frentes” fundamentales. Por una lado “la transparencia y priorizar la atención a los pueblos”. Por otro lado, en el segundo año completo nuestro trabajo en Diputación se centrará en “mantener e incrementar” la presencia de Imagina en los pueblos más pequeños. También queremos en 2017 “incidir en el problema de la despoblación”.  Recuerda Manjón que si los servicios públicos no llegan, la sanidad no existe, la prestación de otros servicios no es eficaz y el campo no es rentable, “los pueblos se mueren”.

Dignidad a los pueblos

En la Diputación “se hace necesario dar un giro a esa política paternalista, clientelar y de beneficencia”. Es necesario devolver “la dignidad a la vida rural y ofrecerla los servicios que demanda y construir provincia con ellos, no para ellos”.

No entendemos normal que en el presupuesto de la Diputación “cada año exista una partida específica, este año de 1,1 millones, asignada directamente al presidente para que con ese dinero haga lo que le dé la gana”. Puede darlo de manera discrecional a cualquier proyecto, cualquier pueblo, localidad, alcalde… de una manera paternalista y para mantener la relación clientelar con los pueblos. Ese proceder es antidemocrático y propio de las décadas más oscuras de España.

Insolidaridad

Durante 2016 hemos denunciado las carencias de los pueblos, agravadas por las políticas “insolidarias y restrictivas” de la Junta de Castilla y León y del Gobierno de España. Problemas como el de la sanidad y los recortes, “son la puntilla al mundo rural que está olvidado por el PP”. Burgos es una provincia con problemas “muy graves y endémicos” que ninguna administración ha sabido afrontar.

Nuestra apuesta por la dignidad de las personas nos ha llevado en el último año y medio a rechazar los atentados ambientales que pueden suponer, por ejemplo, las técnicas de fracking o el mantenimiento de la central de Garoña. La presión de la gente en las calles, carreteras e instituciones ha propiciado el freno al fracking.

Competencias impropias

Y esperamos obtener “el mismo resultado” con la exigencia para que se aclaren las competencias impropias que se prestan en Diputación y la Junta “solapando funciones y multiplicando el gasto”.

Ya desde hace meses hemos reclamado en varias proposiciones “que la Diputación reduzca la excesiva burocracia a la que somete a quien demanda sus servicios”, algo que ralentiza y dificulta la resolución de los problemas reales.

En opinión de los diputados de Imagina, la Diputación tiene que “coordinar su papel” con otras administraciones “evitando duplicidad de competencias y vacíos legales”. Esto lleva a “rechazar las competencias impropias o al menos a que no cuenten con financiación”.

Entre las demandas que reclamamos, se debe “propiciar la creación de redes entre localidades cercanas para compartir servicios comunes”, caso de guarderías, programas culturales, viviendas tuteladas… haciendo uso del transporte público para el acceso a éstos, generando con ello empleo. Y se debe propiciar también “la creación de redes desde las mancomunidades” en ámbitos más amplios  con otros servicios, como la gestión del agua, los residuos o asesoramientos específicos.

Balance positivo

Manjón entiende que “por primera vez” un grupo político, “aplicando unos principios de democracia participativa” ha conseguido en la Diputación, sin experiencia previa, hacer un trabajo de oposición “serio, eficiente y de sentido común” que ha conseguido el respeto y “el reconocimiento de mucha gente”.

Pero también ha visto la otra cara de la moneda de ver cómo “nuestra política de diálogo y consenso con los demás grupos políticos, después de conseguir acuerdos y propuestas aprobadas en Pleno “son al final rechazadas por el rodillo  prepotente del PP”.

Un ejemplo clarificador de esta situación es el de la proposición que se aprobó en su día para contribuir a facilitar la creación de un parque provincial de viviendas de alquiler social.

La idea de la candidatura ha sido este año profundizar en el conocimiento de la Diputación y de la realidad rural y proponer en ella, “de manera constructiva, los cambios o reformas que necesita para que se transforme de una Institución paternalista y clientelar en otra que esté de verdad al servicio de los vecinos y vecinas de los pueblos”.

A lo largo de 2016 Imagina Burgos ha mantenido contactos con Briviesca, Lerma, Salas de los Infantes, Ibeas de Juarros, Valle de Zamanzas, Villadiego, Melgar, Alfoz de Quintanadueñas… y hemos abierto el despacho a otras localidades de la provincia… ayuntamientos y pedanías como Villasilos, Rublacedo, Orbaneja del Castillo, Belorado, Valle de Valdivielso, Valdenoceda, Trespaderne, Escalada, Valle de Sedano, Villarcayo…

La idea de futuro es mantener el contacto e iniciar un trabajo en red que puede coordinar Imagina desde su posición en la Diputación de Burgos. Y que la presencia de los tres diputados y diputada provinciales siga siendo un punto de apoyo para traer y llevar, desde los pueblos a la Diputación, y viceversa, la realidad del mundo rural.

Uno de los acontecimientos más importantes de este año fue la primera Jornada Provincial que este año tendrá su segunda parte con un trabajo, probablemente sobre presupuestos participativos y sobre propuestas para evitar la despoblación.

 

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *