Imagina reclama que la designación de la plaza de vice interventor sea abierta y democrática y denuncia el pago de 38.433 euros a la gerente del Samyt

Entendemos que este puesto tiene funciones de control de la actividad administrativa y política, incompatible con la libre designación que pretenden Lacalle y Blasco / El Ayuntamiento entrega un “sobresueldo” a la trabajadora del Samyt, por las retenciones de sueldo acordadas para el servicio.

dedazo_corderitosDesde Imagina Burgos consideramos que la elección del vice interventor por el procedimiento de libre designación dinamita las bases de los principios democráticos y del control de la Administración local. Entendemos que este puesto de trabajo tiene unas funciones de control de todos los actos administrativos y jurídicos de los funcionarios y de los políticos y si el alcalde lo elige por libre designación “ese control, cuanto menos, se diluye” al tratarse de un puesto de confianza del alcalde.

En el mes de Septiembre llevamos al Pleno la siguiente proposición que desafortunadamente no fue aprobada.

Nuestra candidatura de unidad apuesta por los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad para acceder a puestos de este tipo con una responsabilidad tan directa sobre los actos administrativos.

Lo lógico es establecer un comité de selección, conforme a lo que indica el artículo 80. 3 de la ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público con respecto al personal funcionario de carrera. Este punto establece que el “órgano competente para el nombramiento podrá recabar la intervención de especialistas que permitan apreciar la idoneidad de los candidatos”.

Además, la ley dice que la libre designación con convocatoria pública consiste en la apreciación discrecional por el órgano competente de la idoneidad de los candidatos en relación con los requisitos exigidos para el desempeño del puesto. Las leyes establecerán los criterios para determinar los puestos que por su especial responsabilidad y confianza puedan cubrirse por el procedimiento de libre designación con convocatoria pública. Pero tal y como lo vemos, este no es el caso, porque ahora sacan un concurso de libre designación;  las bases las aprueba la concejala Carolina Blasco, y la plaza y asignación económica las aprueba el alcalde, Javier Lacalle.

Gerente del Samyt

Con respecto a la polémica suscitada por la compensación de sueldo abonada a la gerente del Servicio de Accesibilidad, Movilidad y Transportes (Samyt), Imagina Burgos subrayamos que con este caso “se destapa la mentira del PP” con respecto a la bajada de sueldo anunciada para este puesto. Una disminución que no es tal y que supone “un engaño a la ciudadanía”.

Tras nombrar a la persona elegida, se decide bajar el sueldo en un 30%. Un porcentaje que según dicen todas las áreas municipales sólo afectaba al primer año y no a los tres restantes. Al practicarse la retención, la trabajadora reclama las cantidades y ahora el Ayuntamiento aprueba un reconocimiento judicial de crédito por 38.433,36 euros como pago a la reclamación.

El puesto de gerente del Samyt salió adelante en el anterior mandato. Así, el 26 de abril de 2010 se acuerda la iniciación del procedimiento para proveer la plaza de gerente por libre designación y con respeto a los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad. Personal de alta dirección con un sueldo bruto de 86.321,26 euros. Al día siguiente se inicia el proceso selectivo. Se lo remiten a Personal para que inicie el proceso. En octubre de 2010 se aprueban las bases y en diciembre de ese año se publica en el BOCyL.

Una gerente del Samyt de la que dudamos de sus capacidades para el cargo. Además de que entró ‘a dedo’ en el servicio por encima de candidatos mucho más preparados y con más experiencia,  “ha sido incapaz de implementar nuevas líneas de autobuses o la creación de un aparcamiento de autocaravanas”.

Plan de choque y transparencia

Dentro de las medidas que Imagina Burgos proponemos en nuestro plan de choque para llevar a cabo en los primeros meses de mandato está precisamente el de la transparencia. Y es que las actuaciones del equipo de Gobierno, tanto las actuales como las heredadas, son un auténtico “disparate político” y ennegrece la acción política y administrativa.

Las medidas de transparencia y ética política han de prevalecer y ser un referente tanto en la acción institucional como en la práctica de la política activa.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *