La liquidación del presupuesto demuestra que la gestión del PP es un desastre y muestra las “patas cortas” de su acuerdo con el PSOE

Para Imagina Burgos el remanente de 2016 es el más claro síntoma de que los presupuestos han estado mal diseñados y es sólo “una estrategia del PP para hacer recortes en las políticas esenciales”, para la candidatura ciudadana.

 El debate de la liquidación del presupuesto en el Pleno de hoy ha girado sobre la deuda de los consorcios y cómo han afectado a los números finales y eso, “unido a la mala gestión del Ayuntamiento”, ha supuesto que “entremos en el Plan Económico y Financiero”, ha subrayado el portavoz de Imagina Burgos, Raúl Salinero.

En los presupuestos de 2017 figura un préstamo de 6,7 millones de euros para inversiones pactadas con el PSOE “que no se podrán hacer”; es más, “las inversiones financieramente sostenibles, tampoco”. Y todo porque que al estar el Ayuntamiento intervenido por el gobierno central con motivo de la alta deuda de la administración local, las inversiones desaparecen.

Es más, en Imagina se plantea la duda de que se pueda seguir “renovando la flota de autobuses urbanos. Y es que el modelo de compra repercutiría en la deuda y por estar intervenidos, será imposible hacerlo. El portavoz ha sentenciado que desde que gobierna Lacalle, “sólo hemos estado casi dos años sin estar intervenidos por el Gobierno central”.

Remanentes

Que exista un remanente de tesorería es el más claro síntoma de que los presupuestos han estado mal diseñados. “Es sólo una estrategia del PP para hacer recortes en las políticas esenciales” de la ciudad, como educación, empleo o política social. El mismo concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, ha llegado a admitir el que objetivo es conseguir, al final del ejercicio “unos amplios remanentes”. Eso demuestra “una mala gestión y la intención de no gastar lo presupuestado en 2016”.

Una buena parte de los remanentes “iban a inversión”. Salinero entiende que es una manera de seguir adelante con “la política del ladrillo”, en lugar de destine ese dinero a políticas sociales o a fomentar el empleo.

Desvío

El PP llevó a los socialistas a un acuerdo sobre Consorcio del Desvío, que repercute en la deuda. E Imagina Burgos ha preguntado a los socialistas “en qué momento han cambiado de opinión” respecto a la reestructuración de la deuda, dado que los tres grupos de la oposición, siempre han caminado de la mano en este aspecto y ser beligerantes contra los bancos y defender el Ayuntamiento.

Incluso el PSOE planteó en su día cancelar las cuentas municipales de los bancos que “apretaban” a los burgaleses o sacar a la gente a la calle. La candidatura ciudadana estaba de acuerdo, pero ahora, de la noche al día, el PSOE ha pasado a aceptar la entrega de la ciudad a los bancos propuesta por el PP. En todo caso, la candidatura ciudadana  ya avisó de que la reestructuración de la deuda debía hacerse de otra manera.

No son de fiar

Es sabido que Imagina Burgos no se fía del PP; pero en el Pleno celebrado hoy, el PSOE, en voz de Fernández Santos, también ha llegado a esta conclusión y a afirmar que “el PP no está cumpliendo con la palabra dada al PSOE”.

Así, Salinero quiere darle la “bienvenida al mundo real” al PSOE, porque desde la candidatura ciudadana ya “le advertimos a los socialistas” que el PP era mal compañero de viaje y llegar a acuerdos con ellos suponía que el incumplimiento iba a ser un hecho.

 

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *