Los fondos de la red Civinet se usaron bajo el principio de la “libertad total de gasto”

La red recibía el dinero para gestión de movilidad por orden del edil Esteban Rebollo y de la persona que ejercía la secretaría de esta, José María Díez, que a su vez era trabajador del Plan Estratégico, y todo de ello para tener “libertad total de gasto.

Los fondos europeos, cuestión que ha requerido una comisión de investigación en el Ayuntamiento, “se utilizaron bajo el principio de libertad total en el gasto”; así lo ha definido el portavoz de Imagina Burgos, Raúl Salinero, una vez que esa comisión terminaba sus deliberaciones el pasado viernes.

Sin embargo, el PP quiere presentar una conclusión como si fuera “una cruzada” del que fuera edil de Movilidad Esteban Rebollo y del gerente de Civinet, José María Díez, “para salvar los fondos europeos”, ha señalado Salinero. Pero es “falsa” para el portavoz de la candidatura ciudadana. “La única pretensión del PP es echar cal sobre el muerto que es el Plan Estratégico” y acabar con la cuestión de los fondos, porque el asunto de las firmas de Blasco está judicializado.

Los fondos europeos se han solicitado siempre por parte del Ayuntamiento por el Plan Estratégico. Cuando se ha hecho la primera justificación “se cambiaba de entidad beneficiaria”; esto se hace así dado que el procedimiento de este tipo de fondos es que dan “un dinero al empezar el proyecto que hay que justificar con horas de trabajo”; se produce el primer pago y a continuación, en este caso, es cuando se pasaba a la entidad beneficiaria y Rebollo y Díez lo pasaba a la Red Civinet.

La red Civinet, al no tener personal, no podía justificar esa parte; cuando llegaba el dinero, se pasaba a la red, en cada uno de los planes gestionados por la entidad de movilidad. Ni Rebollo ni Díez quisieron que el Plan Estratégico usara ese dinero, so pretexto de que podían utilizarlo para pagar nóminas, por su precaria situación económica.

Comisión “viciada”

La comisión de investigación sobre los fondos europeos se ha resuelto en cuatro reuniones. Pero se ha avanzado poco porque algunos de los llamados a declarar, caso del gerente de Plan Estratégico, Mario San Juan, o del concejal de Movilidad del anterior mandata, Esteban Rebollo, “se han negado a acudir” cuando fueron llamados como testigos y que podían “arrojar luz” sobre este asunto. Estas dos ausencias, junto a la decisión del PP de nombrar a Carolina Blasco y Jorge Berzosa como miembros de la comisión –jueces y parte del caso— “han  viciado” la comisión, ha explicado la concejala Blanca Guinea.

Guinea y Salinero ha precisado también que esta comisión empezó con “ocho meses de retraso” y que “ha sido el PP” quien lo ha retrasado “para beneficiarse” de ello y “evitar el debate público”. Es más, el procedimiento judicial sobre la presunta falsificación de las firmas de la edil Carolina Blasco, “se ha usado como escudo” para no dar explicaciones, ha subrayado la edil de la candidatura ciudadana.

Imagina Burgos ha detectado también, a lo largo de la celebración de la comisión, “falta de información y documentación”; y así lo ha denunciado Guinea, como varios dosieres y expedientes, “atestiguado por los informes requeridos”.

Firma de Blasco

El germen de todo es la red Civinet en la que la implicación de su gerente, José María Díez, “fue total”, según su propio testimonio, y que partía del proyecto europeo Civitas –claramente de movilidad— y que la persona designada para representar al Ayuntamiento de Burgos por Junta de Gobierno fue Carolina Blasco, representante de Medio Ambiente, en lugar de nombrar al edil de Movilidad que era Esteban Rebollo.

Al día siguiente, 24 de mayo, se constituiría la Red Civinet en Santander, cita a la que Blasco no acude y “Rebollo suple la identidad de Blasco sin tener la capacidad” de hacerlo. La estrategia del PP era “judicializar el asunto y que se extendiera lo más posible en el tiempo” para así “armar una buena defensa”, explicó Salinero.

30% de los fondos, perdidos

Una de las conclusiones que Imagina Burgos extrae de la comisión de investigación es que “un 30% de los fondos” –unos 150.000 euros de los 500.000 que llegarían a Burgos— “se han perdido”. Pueden argumentar que “no se han gastado”, pero la realidad es que “hay que devolverlos a Europa porque se ha justificado “menos dinero del que se otorgó”. La candidatura ciudadana responsabiliza de ello a “Rebollo y a Díez”.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *