Mantenimiento de la ciudad – Censo zonas degradadas

La falta de mantenimiento de zonas de esta ciudad por parte del Ayuntamiento provoca que los vecinos y vecinas reclamen en los juzgados.

El interior del garaje, que tiene entrada por calle Santiago y Pérez Platero, presenta humedades. - ISRAEL L. MURILLO el Correo de Burgos

El interior del garaje, que tiene entrada por calle Santiago y Pérez Platero, presenta humedades. – ISRAEL L. MURILLO el Correo de Burgos

En los últimos años el PP ha reducido todos aquellos elementos para el mantenimiento de la ciudad. Se han reducido las campañas de asfaltado, la brigada de obra, y se han ido perdiendo contratos como el “tele baldosa”. Ronda el recorte en mantenimiento a los 23 millones, si añadimos el asfaltado a los 30 millones, un déficit total de mantenimiento de 53 millones.

El gobierno de Lacalle ha priorizado las inversiones “faraónicas”, las de cortar la cinta, en vez de las primeras necesidades de los barrios.

Imagina Burgos, en su programa electoral, apuesta por inversiones que prioricen la creación de empleo cumpliendo los objetivos de generar una alta rentabilidad social y con poca inversión en bienes materiales; y éste tipo de inversiones cumplen con todo ello. Ya hace tiempo veníamos solicitando en el Pleno este necesario censo de zonas degradadas, pero no salió adelante dicha proposición por el voto en contra de PP y C’s.

En las visitas a los barrios, guiadas por algunos vecinos y vecinas, hemos podido comprobar “in situ” el abandono que algunas zonas han sufrido los últimos años, en los que hay muchas deficiencias incluso en el mantenimiento básico que garantice unas condiciones mínimas de habitabilidad. Como ejemplos: el mal estado de las aceras y pasos de cebra de algunos barrios; parques infantiles deteriorados; centros municipales con goteras e infrautilizados; alumbrado deficiente con riesgos de seguridad; parcelas abandonadas que se convierten en estercoleros; escasez de autobuses en los barrios periféricos, etc.

Ello hace necesario un estudio estratégico con un análisis prospectivo riguroso que aporte respuestas a las carencias, así como una planificación de las actuaciones dentro de una solución integral. Para una actuación de este tipo, el Ayuntamiento debería tener en cuenta la opinión de los colegios oficiales para una más correcta dirección técnica que facilite la acción directa en las zonas más afectadas.

Uno de los casos que han sido ganados por los vecinos son las filtraciones a los garajes de la calle Barcelona

El Ayuntamiento de Burgos deberá hacerse cargo de la reparación completa y adecuada de las filtraciones y las humedades que vienen sufriendo desde hace años los garajes subterráneos de la calle Barcelona, al haberse producido como consecuencia del mal estado del solado, según recoge una sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1 de Burgos, con fecha de 18 de marzo. El pavimento soporta un uso excesivo, con tráfico y terrazas, y nunca ha sido ni reparado ni remodelado.

La sentencia, contra la que cabe recurso de apelación, estima el recurso presentado por los propietarios de los garajes de las calles Barcelona y Santiago Apóstol contra el “silencio” administrativo con el que el Consistorio respondió a su reclamación por la vía administrativa. Los afectados apelaban a la “responsabilidad patrimonial” del Ayuntamiento, sobre la base de que debía hacerse cargo de las reparaciones de los daños derivados el mal estado en el que se encontraba el pavimento exterior.

Actuaciones subsidiarias

Nuestro entorno urbano sufre los problemas de la crisis en el sector inmobiliario, sembrando la ciudad de solares vacíos, edificaciones inconclusas y edificios en peligro de ruina. Es deber del Ayuntamiento hacer que los propietarios de estos espacios los mantengan en buenas condiciones de salubridad y seguridad. En el caso que no acometa la inversión necesaria, la administración local lo realizará de forma subsidiaria.  Es necesario dotar de una partida de 150.000 euros para ello. Un ejemplo es el caso de la Fábrica de Lejía el Cid.

 

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *