Moción del pleno provincial sobre el HUBU

D. Marco Antonio Manjón Martínez, portavoz del grupo de diputados y diputadas de Imagina Burgos en la Diputación Provincial y al amparo de lo dispuesto en el artículo 97/3 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, presenta ante el Pleno del 2 de octubre de 2015 la siguiente

PROPOSICIÓN

Instar a los miembros de esta Diputación a que apoyen la creación de una comisión de investigación en las Cortes de Castilla y León que aclare los pormenores de todo el proceso de construcción del HUBU, sus sobrecostes y que ponga ante la opinión pública la gestión pormenorizada de su gestión hasta la fecha.

Desde la puesta en marcha del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), la ciudadanía aún no conoce con exactitud cuánto le ha costado a los burgaleses y burgalesas la construcción de este complejo. Y lo que le costará de aquí al final de la concesión. El silencio de la Junta y las cuentas poco claras de la concesionaria, Eficanza, no hacen sino poner en tela de juicio, que todo lo que rodea al HUBU no está claro.

Al tratarse de sanidad, uno de los derechos fundamentales de toda la ciudadanía, es necesario que todos los vecinos, los de la capital y los de la provincia, conozcan con exactitud cuál es el estado actual de las cuentas, el estado de la infraestructura, las modificaciones de las adjudicaciones y el presupuesto final del proyecto.

Las reiteradas manifestaciones públicas del consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, y del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, acerca del HUBU han arrojado muy poca luz sobre este asunto e incluso ellos han explicado que no creen en esta fórmula de gestión privada a cambio de la construcción y que no se volverá a repetir en futuros hospitales.

No sólo no se han explicado los sobrecostes. Es que Eficanza tampoco lleva, como así ha denunciado la Plataforma de la Sanidad Pública, un mantenimiento adecuado y el estado actual de manifiesto deterioro del HUBU compromete el funcionamiento adecuado del mismo. Literalmente, los suelos se hunden. Como ocurrió con el piso de las salas destinadas a las gammacámaras (dispositivos de captura de imágenes para el estudio de enfermedades mediante radiación gamma), denunciado hace un par de meses por el jefe de este servicio. Un problema que sufren desde el primer momento, dado que el equipamiento que se instala en estas zonas es de peso elevado, y la estructura no lo ha aguantado. También Sanidad le ha exigido a Eficanza que arregle los desperfectos pero la concesionaria no asume la responsabilidad, queriendo pasársela a la empresa fabricante del equipamiento.

Las goteras se multiplican cuando llueve porque los tejados del hospital son planos y la acumulación de agua hace que se formen enormes balsas que acaban por provocar numerosos desperfectos.

Pero aún más; el sobrecoste de más de 300 millones ha provocado, por ejemplo, una disminución de servicios en el medio rural, y grandes desviaciones en el presupuesto de Sanidad de la Junta. Los 71 millones de euros que la Administración regional pagará hasta el final de la concesión a Eficanza han provocado, no sólo el deterioro de la calidad de los servicios prestados en el propio Hospital sino que además va en detrimento de los presupuestos que se asignan a la sanidad rural.

Es por eso que tanto la construcción como la puesta en servicio del Hospital Universitario de Burgos, afecta a la realidad de la sanitaria que se ofrece tanto a una persona que vive en las grandes ciudades como a la que vive en el pueblo más alejado de la provincia. Y, no solo a las personas, también a los profesionales responsables del servicio sanitario.

Es necesario el apoyo a la solicitud generalizada de la ciudadanía de transparencia y puesta en cuestión de la gestión sanitaria en toda la Comunidad Autónoma. La ciudadanía reclama, entre otras muchas cosas, la constitución de una comisión de investigación sobre el Hospital Universitario de Burgos (HUBU), a fin de poner ante la opinión pública, con absoluta transparencia todos los devenires relacionados al respecto. La ciudadanía quiere saber a qué se deben los sobrecostes (300 millones), las peculiaridades de las subcontrataciones con empresas, algunas de las cuales están en procesos de investigación relacionadas con asuntos de corrupción.

Podemos y el Grupo Mixto solicitaban en septiembre en las Cortes de Castilla y León, la constitución de una comisión de investigación sobre el Hospital, a fin de obtener información sobre los repetidos sobrecostes, el estado actual de la infraestructura, las modificaciones de las adjudicaciones y el presupuesto final del proyecto sanitario.

Una administración como la Diputación Provincial de Burgos, entendemos, está obligada a reclamar luz y taquígrafos, transparencia absoluta, las cuentas claras y sobre la mesa a la vista de todo el mundo. Eso es lo mínimo que se puede esperar de una democracia participativa tal y como aspiramos a que sea la nuestra.

En una situación como la actual, discutir acerca de quién es la competencia es lo de menos. Cada institución ha de exigir a las demás la mayor claridad y transparencia en cada proceso que tenga que ver con la ciudadanía. Y en este caso, con el tema de la salud, con mucha más razón.

Por estas razones

SOLICITA

1. Que esta Diputación apoye la creación de una comisión de investigación en las Cortes de Castilla y León que aclare los pormenores de todo el proceso de construcción del HUBU, sus sobrecostes y que ponga ante la opinión pública la gestión pormenorizada de su gestión hasta la fecha.

2. Que inste a la Junta a que cuantifique las consecuencias de lo que este experimento de privatización de la sanidad pública está teniendo sobre el servicio sanitario que se está ofreciendo en el día adía en nuestra provincia

3. Que inste a la Junta de Castilla y León a la restitución a la gestión pública del HUBU, tal y como se venía haciendo en el anterior hospital.

Burgos, 28 de septiembre de 2015.

AL PLENO DE LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE BURGOS

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *