Noche blanca e IMCT, una mancha en el barro

Desde nuestra formación consideramos la cultura un aspecto fundamental en el desarrollo de la libertad y el progreso de la ciudadanía

Foto de Burgos Conecta

Desde Imagina Burgos denunciamos la nefasta y condicionada gestión a los intereses clientelistas que se está llevando a cabo desde el IMC por parte del Partido Popular. Consideramos y así  lo hemos puesto de manifiesto esta mañana, que no contamos con un Instituto Municipal de Cultura sino con una política partidista municipal de cultura.

Fernando Saiz, número cuatro en las listas municipales, ha señalado la existencia de muchas/os creadores y colectivos burgaleses independientes en sus obras que son invisibles para las administraciones, por el contrario existen otros perfectamente identificables que colaboran con los medios locales y que están muy significados.

Un ejemplo palmario de lo expuesto es la realización de la Noche Blanca, modelo claramente agotado y superado por nuevas propuestas alternativas  encaminadas a ofrecer a la ciudadanía espacios de cultura participativa. En este sentido, Eva de Ara actual portavoz de Imagina Burgos, propone fraccionar este evento en diferentes jornadas que servirían para poner en valor algunos meses estivales hasta ahora vaciados de programación cultural.

La Noche Blanca debe mejorar con sesiones temáticas en dos meses y avanzar hacia más producción local

Con esta propuesta Imagina trata de ofrecer visibilidad a todos los colectivos y autores de la ciudad en sus diferentes manifestaciones, con independencia de ideologías o tendencias creativas.

El objetivo último de nuestras propuestas, reside en conseguir una mayor diversidad y participación de todos los componentes creativos de nuestra sociedad, evitando incurrir en valoraciones clientelistas, elitistas y oportunistas. Dejando atrás modelos opacos y subjetivos tan enraizados en el  Instituto Municipal de Cultura.

Desde Imagina Burgos se propone reorganizar el Área Municipal de Cultura adaptando el IMCT a las demandas y necesidades socioculturales actuales, rediseñando un nuevo modelo de gestión que adopte responsabilidades de creador y promotor cultural impulsando el Consejo Sectorial de la Cultura para que decida y gestione un tanto por ciento del presupuesto del IMCT dedicado a inversión cultural, así como la creación de mesas de trabajo permanentes con sus respectivos recursos.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *