Nuestra candidatura de unidad en Diputación apoya la comisión de investigación sobre el HUBU en las Cortes

Reclaman también a la Diputación más contundencia contra el fracking / Quieren extender la moción sobre libros escolares gratuitos a los pueblos de la provincia.

 

photo_2015-09-16_16-17-56La iniciativa de Podemos, IU y los leonesistas en las Cortes de Castilla y León de proponer una comisión de investigación sobre los sobrecostes del Hospital Universitario de Burgos es “necesaria” para los diputados y diputadas de Imagina Burgos en la Diputación. Es una obligación “a fin de obtener información sobre los repetidos sobrecostes e incidencias ocurridas en los últimos meses” indicaba en rueda de prensa el portavoz de esta formación, Marco Antonio Manjón.

Una de las notas en este aspecto que recogía el programa electoral de Imagina hace precisamente relación a este tema. Un asunto que implica, además, “a toda la provincia de Burgos porque es en nuestro hospital en el que se trata de sus enfermedades a prácticamente todos los vecinos y vecinas de nuestro territorio”, indicaba

Para la candidatura de unidad popular, “es necesario que toda la ciudadanía, la de la capital y la de la provincia, conozca con exactitud cuál es el estado actual de las cuentas, el estado de la infraestructura, las modificaciones de las adjudicaciones y el presupuesto final del proyecto”.

Manjón apuntaba que no pueden por más tiempo permitir el silencio de la Junta y las cuentas poco claras de la concesionaria, Eficanza. Ha denunciado “el oscurantismo del señor consejero Antonio María Saéz Aguado y del presidente de la Junta, el señor Juan Vicente Herrera”. Y que han convertido a la población de la ciudad y de la provincia en “conejillos de indias” para experimentar con una fórmula que el mismo Sáez Aguado ya ha reconocido como muy mala y que no se volverá a repetir en futuros hospitales.

No sólo no explican los sobrecostes. Es que tampoco llevan, como así ha denunciado la Plataforma de la Sanidad Pública, un mantenimiento adecuado y el estado actual de manifiesto deterioro del HUBU compromete el funcionamiento adecuado del mismo. Literalmente, los suelos se hunden. Como ocurrió con el suelo de las salas destinadas a las gammacámaras (dispositivos de captura de imágenes para el estudio de enfermedades mediante radiación gamma), denunciado hace un par de meses por el jefe de este servicio.

Un problema que sufren  desde el primer momento, dado que el equipamiento que se instala en estas zonas es de peso elevado, y la estructura no lo ha aguantado. También Sanidad le ha exigido a Eficanza que arregle los desperfectos, que la concesionaria no asume la responsabilidad, queriendo pasársela a la empresa fabricante del equipamiento.

“Todo ello sin contar las numerosas goteras cuando llueve porque los tejados del hospital son planos y la acumulación de agua hace que se formen enormes balsas que acaban por provocar numerosos desperfectos”, recordaba Manjón.

Contundencia contra el fracking

Por su parte, la viceportavoz de Imagina, Sara Hojas, también pidió más contundencia de la Diputación de Burgos contra el fracking. La Institución tiene que tener en cuenta las voces que claman contra esta técnica de extracción de gas exquisto por la técnica de la fractura hidraúlica.

El anterior gobierno provincial y el resto de los grupos aprobaban rechazar esta técnica por falta de garantías. El pasado fin de semana más de 4.000 personas mostraron su rechazo en Las Merindades “y ha de tenerse en cuenta esta realidad”, subrayó Hojas.

En el próximo Pleno elevará una pregunta al presidente, César Rico, para que explique qué ha hecho la Diputación y exigir “más contundencia” a la Institución provincial.

Libros de texto gratuitos

Desde el grupo de diputadas y diputados provinciales de Imagina Burgos quieren unirse a la propuesta presentada por este grupo en el Ayuntamiento de Burgos sobre la gratuidad de los libros de texto para los escolares y expresamos el deseo de que se haga extensivo a los centros escolares de la provincia.

Sara Hojas señalaba que la enseñanza pública es además “un servicio público universal y de calidad”. Pero eso no es suficiente, por mucho que se dote de colegios públicos y profesorado, sin libros o el material didáctico que se precise para aprender poco se puede aprender. Por tanto, garantizar el acceso a la educación debe suponer que los libros deben ser también gratuitos para todos los niños y niñas cuyas padres o madres estén situación en desempleo, o cuyos recursos económicos no sean superiores al triple del Salario Mínimo interprofesional, al menos en la educación obligatoria (de los 6 a los 16 años). Es algo inseparable.

Hojas cree que es posible, que los ayuntamientos con el apoyo inequívoco de la Diputación, pueden implementar la gratuidad de los libros y que se puedan establecer bancos de libros en los colegios de la provincia.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *