Optamos por mantener el IMC con personal y con presupuesto suficiente para no perder agilidad

Foto Diario de Burgos, consejo de administración

Foto Diario de Burgos, consejo de administración

Convertirlo en una concejalía al uso supondría perder autonomía y que sus deliberaciones pasaran automáticamente a la Junta de Gobierno con la pérdida de representatividad del resto de partidos en la toma de decisiones ejecutivas / Ahora asume competencias impropias

Imagina Burgos apuesta por mantener el Instituto Municipal de Cultura y Turismo (IMCT) pero “dotándolo de medios” humanos y técnicos “adecuados para que cumpla sus funciones”. Una postura que choca de frente con la intención, anunciada hace unos meses, del alcalde de la ciudad, Javier Lacalle, de liquidarlo y convertirlo en “una concejalía al uso”. Esa es la opción de Imagina expresada por el concejal Javier Gil.

Y es que, como apunta Gil, el IMC tiene atribuidas unas competencias “que no le son propias”, caso de prensa, protocolo, de alcaldía, ocupación de vía pública y unos recursos “muy limitados” que han propiciado que el organismo “haya perdido su agilidad”.

Gil ha apuntado que tal es el “caos administrativo” de este ente, que hasta su presidenta, la popular Lorena de la Fuente, “ha asumido su fracaso por segunda vez”. Un caos “que no se va a resolver eliminando el IMCT”, apunta el edil de la candidatura ciudadana, dado que si se convierte en concejalía, “ésta sólo podrá emitir dictámenes” que posteriormente aprobaría la Junta de Gobierno, liquidando la “representatividad proporcional que ahora tiene el Consejo Ejecutivo del ente”.

Ejemplos de caos

No es el más importante, pero es una muestra; desde el inicio del mandato, en junio de 2015, los corporativos que representan a los partidos en el Consejo “aún no han cobrado una sola asignación”; pero hay más. O el retraso “de dos meses” en la aprobación de la programación cultural de julio, agosto y septiembre. Una vez más, “otro retraso” que Lorena de la Fuente atribuye a las vacaciones.

Un tercer ejemplo. El IMCT no tiene en la actualidad un contrato de servicios técnicos. El último terminó en julio de 2015. Desde entonces la empresa que se hacía cargo, sigue adelante, pero sin contrato. Producciones Salas ganó la adjudicación en su día: dos años más dos prórrogas de año en año. En la actualidad “se paga a la empresa por reconocimientos extrajudiciales de crédito”, al no existir ya vínculo contractual. El Consejo del IMCT sacará el nuevo pliego pero no será efectivo antes del 1 de enero de 2017.

Imagina, en su día, ya propuso crear la figura de jefe de Servicios Técnicos “que supervise y fiscalice” el modo de proceder en este apartado que supone “el coste económico más importante del IMCT”, apuntaba Gil.

Festival Tribu

La postura que ha adoptado la presidenta Lorena de la Fuente con respecto a la no celebración del Festival Tribu es “partidista” y no responde al espíritu del acuerdo del resto de formaciones, dado que se estimó en su día destinar dinero sobrante de actos que no se iban a celebrar a otros ya previstos, caso del festival Tribu que estaría dotado con 30.000 euros.

De la Fuente “se agarró a la respuesta fácil de ‘no lo quieren hacer’”. Pero se echa en falta la voluntad del Ayuntamiento en este caso “que ha abusado” de la generosidad de los organizadores del festival. “Para lo que le interesa al Ayuntamiento sí, como es el caso de la inclusión en el dosier de la candidatura a Ciudad Creativa de la Gastronómica”; y cuando “hay que poner dinero, se les ignora. Se les debe aún 4.000 euros de la edición anterior.

También espera una solución al Fin de Semana Cidiano, asumido directamente por la edil Carolina Blasco dado que la Federación de Hosteleros declinó su organización al no tener claras cuentas de la empresa promotora.

 

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *