Propuesta para unas ordenanzas fiscales más justas, bajo la fórmula de la progresividad.

Foto RP_PresentacionPresupuestos_2016-01-21_Blanca y Raúl_03El pasado 14 de Julio, Raúl Salinero presentó en rueda de prensa las propuestas de nuestra candidatura ciudadana para la revisión de las tasas, impuestos y precios públicos municipales, y sus correspondientes bonificaciones. Nuestra propuesta se centra en tres objetivos, muy presentes en nuestro programa electoral: la creación de empleo, la defensa del medio ambiente y el apoyo a las familias, impulsado un “alivio fiscal” que les deje respirar tras los duros años de la “crisis”.

El Pleno municipal de Junio de 2016 aprobó nuestra proposición sobre la “revisión de las ordenanzas fiscales para un nuevo modelo de ciudad“, llegándose a los siguientes acuerdos:

  1. Dar comienzo el proceso de modificación de las ordenanzas fiscales que regulan los impuestos, tasas y precios públicos de nuestra ciudad bajo criterios sociales, de equidad, progresividad, justicia social y sostenibilidad ambiental, contando con la participación de los grupos municipales y marcando como horizonte el mes de septiembre para su aprobación inicial.
  2. Solicitar al Consejo Social, siempre y cuando sea posible, que emita los informes y recomendaciones pertinentes, que se habrán de tener en cuenta en la elaboración de las nuevas ordenanzas fiscales.

ordenanzas fiscales_córdobaEn concreto, se presentaron una serie de propuestas de revisión de las ordenanzas fiscales, siguiendo siempre la fórmula de la “progresividad”. De este modo, si los que más tienen pagan más se podrían sufragar las otras reducciones.

Algunas de las medidas propuestas son las siguientes:

– Impuestos familiares: Pretendemos otorgar un alivio fiscal a las familias a través de varias modificaciones basadas en la redistribución de la riqueza.

  • Bajar el IBI que pagan las familias, con una rebaja en el tipo impositivo que permitiría ahorros de entre el 2 y el 3 % en los recibos anuales para las familias con bajos ingresos.
  • También vinculadas a la renta estarían las bonificaciones para familias numerosas, que oscilarían entre el 60 y el 90 por ciento, o para familias con personas dependientes o con discapacidad a su cargo.

– Vivienda:

  • Se plantea una recarga del 50% a las viviendas vacías en las que se certifique que no hay empadronados ni consumo de agua durante un año. Con esta medida se ataca a la especulación inmobiliaria, persiguiendo que los bancos e inmobiliarias dejen de acumular viviendas vacías y que estas comiencen a cumplir su función social.
  • Asímismo, apostamos por las viviendas de protección oficial. Proponemos ampliar hasta doce años la bonificación del IBI para las viviendas protegidas. Ahora se benefician de una bonificación del 50 por ciento durante los tres primeros años, pero Imagina plantea descuentos de entre el 30 y el 60 por ciento, en función de los ingresos de la unidad familiar, durante esos doce años.

– Comercio: En relación con el empleo, Imagina Burgos quiere que las modificaciones beneficien al pequeño comercio de Burgos, las pymes, así como fomentar el empleo.

  • Subir el tipo del IBI para el 10% de los comercios, establecimientos de hostelería, oficinas, dotaciones o equipamientos con mayores recursos e ingresos económicos. Un planteamiento que se aplicaría también a otros impuestos, como el de Actividades Económicas (IAE). Con un criterio de progresividad, la actividad localizada en una mejor zona de la ciudad debería pagar más (3,55%) que la que se encuentra en una peor zona (1,75%).

– Medio-Ambiente:

  • ICIO – Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras:
    • Bonificaciones del 15 por ciento para impulsar rehabilitación, obras de reforma, nuevas instalaciones en antiguas construcciones o proyectos para mejorar el pequeño comercio, y fomentar así también el empleo.
    • Establecer descuentos de hasta el 50% para iniciativas de rehabilitación relacionadas con las energías renovables o la eficiencia energética.
  • Impuesto de vehículos:
    • Establecer también un criterio de progresividad en los coeficientes del impuesto de vehículos: Los vehículos de mayor cilindrada deberían pagar un impuesto mayor.
    • Incrementar hasta el 75% la bonificación del 60% para los vehículos eléctricos. Introducir también descuentos para aquellos vehículos que sean híbridos o que usen biocarburante o gas licuado.
    • Aplicar  bonificaciones progresivas en función de la emisión de contaminantes.

Raúl Salinero avanzó además que, el dinero recaudado si estas propuestas se llevan a cabo, permitirá plantear también cambios en otras ordenanzas fiscales de carácter social, como las que regulan los precios de las escuelas infantiles, de las actividades de los Cívicos y CEAS o de la ayuda a domicilio.

Recordamos que Imagina ya propuso en el mes de Febrero, en Junta de Portavoces, crear una ‘Comisión de Progresividad’ que permitiese conocer hasta qué punto está presionada fiscalmente la familia tipo burgalesa para modificar las Ordenanzas Fiscales hacia las rentas más altas, pero esa propuesta no salió adelante.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *