Paralización inmediata de la licitación de la obra del conocido como Parque de la Cruz Roja

APROBADA con enmiendas
Enmienda de modificación del Grupo Socialista por la que se elimina el punto 1, relativo a la paralización inmediata de la licitación de obra, y se añade un nuevo punto 1 consistente en la solicitud de un informe técnico de arbolado sobre el estado de los árboles, quedando aplazada la tala hasta que las conclusiones del informe emitan su valoración.
– A favor: Imagina Burgos(6), Grupo Socialista (7), Ciudadanos (3)
– Abstención: Silvia Álvarez (1)
– En contra: Grupo Popular (9), Fernando Gómez (1)

Los paisajes urbanos se transforman con el tiempo. Pero Burgos repite las viejas fórmulas de antaño que hacen que no superemos el ancestral ritmo lento de una ciudad vieja y que la ilusión y los grandes planes nunca se lleguen a lograr por la crisis de identidad que tiene la ciudad,  desmotiva por la acción de sus últimos gobiernos locales y regionales.

Los finales de la década de los 70 supusieron para esta ciudad un respiro y un impulso. Un respiro porque España salía del tardofranquismo y se respiraban aires de libertad; y un impulso porque en los últimos años algunas infraestructuras habían dado un impulso importante, pese a los intereses especulativos que aún regían del anterior régimen.

La Autovía de Ronda estaba terminada, el entorno de El Plantío, con la Barriada Militar Antigua en muy mal estado, la recién estrenada policlínica y hospital de la Cruz Roja, siempre flanqueado por los soldados de esta institución y el Burgos CF en Primera División.

Revolución

Esa parte de la ciudad había que remodelarla. Y se encargó a Leandro Silva…  La ejecución de un proyecto revolucionario: convertir el bosque que circundaba la plaza de Logroño, que así se llamaba antes de ser plaza del Rey, en un lugar emblemático. El escritor Óscar Esquivias lo resumía con maestría en un artículo en Diario de Burgos el 22 de enero pasado: “Su diseño llamó mucho la atención porque era realmente moderno y se distinguía enormemente del de otras zonas verdes de la ciudad. El parque de Logroño no era una simple plantación ordenada y casi industrial de árboles (…), ni remitía a modelos antiguos (…). Allí se veía la obra de un artista inspirado, de alguien sensible que había sabido distribuir con fortuna el espacio y había creado entre los canteros de vegetación unos amplios caminos que evitaban las líneas rectas”.

El proyecto de Silva era tremendamente innovador. Las fuentes de la plaza permitían una interacción con la persona. En la redacción del proyecto del uruguayo se expresa muy claramente: “Los juegos  de agua se han concebido en el sentido de que el usuario no sea un mero espectador sino que participe en el espectáculo cuyo principal carácter de recogimiento se consigue dando al conjunto arquitectónico la forma de plato”.  Y en la definición le otorga, salvando los tiempos, una característica similar al entorno al Generalife de Granada.

Denostado en Burgos

Silva es el pionero del paisajismo en España. Es autor de proyectos como la restauración del Real Jardín Botánico de Madrid, el diseño de la plaza de Gregorio Marañón en la Ciudad Universitaria; en el entorno de un monumento de Pablo Serrano en la plaza de Pérez Galdós, en Las Palmas de Gran Canaria, y en el Jardín del Agua, en Palma de Mallorca, con esculturas de Henry Moore y otras en Segovia, ciudad en la que murió. En 1985 dirigió la restauración del parque de la estancia presidencial de Uruguay en Anchorena, en Colonia. En Montevideo una de sus obras conocidas es el jardín del Museo Nacional de Artes Visuales del Parque Rodó, en 1990. Y en homenaje a su creador el Jardín del Descubrimiento.

Todas esas ciudades han conservado y ensalzado la obra del uruguayo. Burgos, no sólo no ha sido capaz de mantenerla, sino que en su día la destruyó. Quienes pasan de cierta edad en Burgos conocen y recuerdan los chorros luminosos de estas fuentes que manaban del suelo; el paseo de las bicicletas y el olor de una vegetación de ribera que llenaba al paseante.

En los años 90, el Ayuntamiento se cargó literalmente el parque; olvidó su mantenimiento del parque y dejó que las losetas, con paso del tiempo y las inclemencias del tiempo, se deterioraran sin remedio.

Momento actual

Con todos estos precedentes el Ayuntamiento va  a actuar en el Parque de la Cruz Roja para el que ha presupuestado 411.097,44 euros. En el proyecto se contemplan actuaciones como la eliminación de los mecanismos de las fuentes instaladas en subsuelo; la renovación del pavimento, sustitución de luminarias, instalación de elementos biosaludables y la eliminación de los setos perimetrales y árboles en mal estado. Dentro de éste último nos encontramos con que se va a proceder a la tala de 60 árboles mediante motosierra, incluyéndose además el desarme y troceado de los mismos, todo ello por un valor de 7.297 euros.

Este grupo político se pregunta cuáles han sido los criterios que se han tenido presentes para llegar a la toma de esta drástica decisión. En el expediente, no existe ningún informe de ningún técnico de medio ambiente ni de arbolado que avale esta resolución.

Desde Imagina Burgos se considera un atentado contra el patrimonio natural de la ciudad.  Los árboles maduros en las ciudades son una riqueza incalculable, que además de ofrecer cobijo a otras especies y contribuir a la biodiversidad de la ciudad, aporta importantes beneficios a las personas que vivimos en ellas. Mejora la calidad del aire, amortigua el ruido, nos da sombra y crea espacios agradables. No se puede quitar y poner como si fueran mobiliario urbano.

La eliminación de la vegetación además, afectaría de forma irremediable al proyecto original de 90 surtidores de chorro a borbotones en plaza asimétrica diseñado por el Silva, que juega con la ondulación del terreno, la sinuosidad de los caminos, y las diferentes tonalidades y portes de la vegetación.

El proyecto no ha pasado por la comisión correspondiente y la oportunidad o no del mismo debería haber sido fruto de una decisión tomada en el seno de la propia comisión, en cualquier caso, Medio Ambiente debiera ser un área transversal y cualquier actuación que afecte a la masa arbórea de la ciudad, aunque se gestione desde otro área municipal, debería ir como mínimo acompañada de un informe técnico.

Idea primera

Aparte de los criterio que desaconsejan la agresiva actuación en el parque, Imagina aboga por recuperar la idea romántica del parque y regresar a la primitiva concepción de este espacio público y recuperarlo para la ciudadanía.

El recordado poeta y burgalés que siempre nos recordaba momentos íntimos en la ciudad de Burgos Jorge Villalmanzo, ya en marzo de 2007 escribía en ABC una sensata reflexión sobre este parque que hace 10 años ya estaba abandonado: “…Frente al Gobierno Militar y al río Arlanzón en Burgos, hay un parque -sin nombre en los mapas- compuesto de chopos, de pinos piñoneros, de plátanos, de árboles del Paraíso, de abedules y de liquidámbares. Unos surtidores sin agua desde hace muchos años, un pavimento de mala calidad, destrozado por los cambios de temperaturas, por los efectos de la intemperie y la desidia, acompañan, sorprendente y calladamente, a unas palabras escritas por Gandhi y grabadas en una peana de piedra, que sustenta un busto de bronce del Mahatma Gandhi (…)…”

Ese busto de Gandhi, obra del artista Biman Bihari Das, fue donado por la República de la India en 1988 a la ciudad de Burgos. Un busto que ha tenido perenne, como las hojas de los pinos de este parque, una pintada que nadie se ha preocupado de limpiar durante años. Que ni el alcalde de Burgos sabe que está ahí. También se deja entrever un monumento al labrador, obra de Segundo Escolar, del año 1981.

Por todas estas razones

 

SOLICITA

 

  1. La paralización inmediata de la licitación de la obra.
  2. Que el Ayuntamiento redefina el proyecto para mantener la idea de la que partió Leandro Silva manteniendo la singularidad del parque natural y sus fuentes, como área de recreo para la ciudadanía.
FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *