Planteamos una hoja de ruta para modernizar el servicio de taxi

PP y PSOE no se han tomado en serio las demandas del colectivo y lo han sumido en la incertidumbre. La candidatura ciudadana estima que es necesaria la renovación de exámenes, la revisión de tarifas y activar las ayuda para los vehículos adaptados

El portavoz de Imagina Burgos, Raúl Salinero ha advertido de la necesidad de modernizar y buscar soluciones prácticas al servicio de taxi de Burgos que, a juicio del edil es “muy bueno, a pesar de que el Ayuntamiento no lo haya interpretado nunca como un servicio público”.

Y es que para Salinero, Lacalle y su equipo “no se han tomado en serio el servicio” y han puesto al gremio en peligro, entre PP y PSOE. Uno de los problemas que se encuentra el colectivo es la plantilla envejecida y el Ayuntamiento no da respuesta a la renovación. De las 186 licencias, 30 de los titulares tienen más de 65 años y 10 más de 70. Y en los próximos cuatro años otros 12 titulares llegan a la edad de jubilación.

Planteamiento

Para intentar paliar este grave el problema Imagina quiere plantear “una hoja de ruta” que permita la modernización del reglamento y de las pruebas para acceder a un permiso, lo que facilitará la transmisión de las licencias de los que se jubilan a los nuevos taxistas.

El problema de los traspasos de las licencias se agravan con el modelo de examen que se ha implementado en el Ayuntamiento y que a juicio de salinero ha de adaptarse “a las nuevas tecnologías u otros aspectos” que demuestren que el futuro taxista “sabe” y que los exámenes nos estén preparados a conciencia “para pillar” a quien pretende tener este permiso.

El Ayuntamiento de Burgos debe fijarse modelos como el de San Sebastián en el que un ente, formado por las asociaciones de taxistas y el Ayuntamiento donostiarra, regula esta transmisión. Se trata nada más de “una sugerencia” para mejorar el servicio, matizaba Salinero.

Movilidad reducida

Consideramos necesario que se apliquen ya las ayudas para subvencionar la de adaptación de vehículos para personas con movilidad reducida  y no se siga aumentando el número de aquellos que quieran adaptar sus coches. En los últimos cuatro hubo una partida de 20.000 euros para la adaptación de taxis y sólo se realizó en un ejercicio, lo que ha provocado que ahora sólo existan diez vehículos cuando se podría llegar a los 16.

Es necesaria también la renovación de Reglamento del Taxi, que data de 1994, y que se regularicen las tarifas, comparándolas con ciudades similares y que las subidas de las tarifas sea en función del IPC. Y ha precisado que este año la Comisión de Pagos de la Junta de Castilla y León  no va a admitir su actualización cosa que sí ha pasado en  el resto de las provincias.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *