Este Viernes en el Pleno de Diputación: Gastos de los colegios rurales, convenio de las goteras y remanentes de tesorería.

Imagina instará a que los municipios que lleven niños o niñas a colegios rurales colaboren en los gastos de los centros de cabecera / Mientras los ayuntamientos no colaboren económicamente debería ser la propia Junta, ateniéndose a la Jurisprudencia, la que, de manera subsidiaria, abone la parte correspondiente de los gastos

Colegio Rural_Pampliega_Fuente DBImagina Burgos llevará al Pleno de mañana viernes una proposición para que la Junta inste a los municipios con escolares que acceden a un centro de una localidad distinta a la suya, al pago de la parte correspondiente a su mantenimiento del centro cabecera.

La moción también solicita que en la convocatoria de subvenciones para reparaciones del bienio 2017-18 se prime en los criterios de concesión la colaboración en el pago de los ayuntamientos que aportan al mantenimiento del colegio cabecera.

Además, pedirá que la Junta y la Diputación estudien la fórmula que permita caminar hacia la financiación compartida por parte de los ayuntamientos implicados y que mientras los ayuntamientos no colaboren económicamente, sea la propia Junta, ateniéndose a la Jurisprudencia, la que, de manera subsidiaria, abone la parte correspondiente de los gastos.

La sentencia 50/2014 de 20 de mayo de 2015 pronunciada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, determinaba que el Gobierno de esa Comunidad debe pagar a los ayuntamientos con concentraciones escolares los gastos de mantenimiento de los centros derivados de los alumnos de otros pueblos.

La sentencia afirma también que estos gastos deberían correr a cargo de los municipios que trasladan a los alumnos al cabecera de concentración, pero que, en tanto el Gobierno no resuelve con éstos dicho pago, recae en el propio Ejecutivo la responsabilidad del pago que, en ningún caso corresponde al municipio titular del centro. Según la sentencia, éste “no tiene obligación de asumir unos costes que no le corresponden a su comunidad vecinal”.

En la Jornada Provincial de Imagina Burgos celebrada en abril de este año se demandaba, por parte de muchos participantes, que los distintos ayuntamientos con niñas y niños que acceden a un centro educativo ubicado en una localidad distinta a la suya, se impliquen en el pago, por ley, de la parte correspondiente al mantenimiento del mismo. Las facturas más importantes suelen ser las de suministros de gas, gasóleo y electricidad, seguido del pago de las nóminas bedeles, que son personal municipal, y las pequeñas reparaciones y arreglos.

Texto completo de la proposición.

Convenio de las goteras

En este Pleno se incluye en el orden del día como dación de cuentas la ratificación del ‘convenio de las goteras’ entre la Diputación Provincial y el Arzobispado de Burgos.

Imagina denuncia “el  incumplimiento plenario” que supone la firma de este convenio, por parte del presidente de la Diputación de Burgos, ya que se aprobó “por unanimidad”.  El Pleno de agosto del año pasado acordó la  exigencia de que ambas instituciones deben aportar “la misma cantidad de dinero, por lo que o bien la Diputación tendría que disminuir a 200.000 euros su aportación o el Arzobispado incrementar la cifra hasta los 400.000, para que dicho convenio respete el acuerdo plenario. Además, la Junta, como responsable del patrimonio regional, debería aportar la cantidad que dejó de poner hace ya cinco años.

Remanentes de tesorería

Con respecto a los remanentes de tesorería, el pasado 27 de junio, Imagina Burgos presentó un escrito solicitando que se decidiera qué hacer con los más de 11 millones de remanentes del periodo 2015, dado que solamente pueden ser utilizados para amortización de deuda o para inversiones financieramente sostenibles con límite de justificación hasta el 31 de diciembre del 2016.

Imagina aportó su propio documento con propuestas de necesidades del entorno rural urgentes que extralimitan las posibilidades de los municipios para acogerse a las subvenciones establecidas.

La respuesta del equipo de Gobierno de la Diputación Provincial fue presentar en la Comisión de Hacienda, para que sea ratificado en este Pleno un “expediente de modificación de créditos por suplementos y transferencias de crédito al presupuesto de 2016” en el que se dedicaría la cantidad de 2.610.600 euros de los remanentes 2015, a ayuntamientos, programa del programa Crecemos 6.600; acondicionamiento y mejora de red de carreteras  1.000.000 euros; subvención a entidades locales para redes abastecimiento de aguas,  1.000.000 euros; estudios y trabajos técnicos actualización, 41.000 euros y a edificios y otras construcciones 13.000 euros, más la reparación de un inmueble de Miranda 50.000 euros.

Desde el Grupo Imagina apoyaremos que se inicie el proceso de utilización de los fondos de  Remanentes 2015, pero “no estamos de acuerdo que para su adjudicación se utilicen los criterios poblacionales o criterios de aportación económica por parte de los municipios solicitantes”.

Consideramos que las bases para la distribución de estos fondos procedentes de remanentes “deben ser excepcionales”,  y con criterios de urgencia y no de población o de posibilidades de contribución económica por parte de los municipios. Denunciamos que hay criterios en las bases que penalizan a los pueblos más despoblados y consecuentemente con menos posibilidades económicas y que ya han agotado sus posibilidades acudiendo a las subvenciones de Planes Provinciales, a las del Ciclo integral del agua o al proyecto  de  iluminación por led, recuerda Marco Antonio Manjón.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *