Proponemos que el bloque municipal de San Cristóbal se dedique a incrementar la oferta de viviendas del Ayuntamiento

Pedimos que entre en la segunda fase del ARU de San Cristóbal y en base a criterios técnicos se determine su posterior uso, al mismo tiempo  reclamamos “más celeridad” en la inclusión de viviendas al parque.

Imagina Burgos va a insistir para que la segunda fase del Área de Regeneración Urbana (ARU) del barrio de San Cristóbal acoja las 20 viviendas de titularidad municipal del bloque número 26 de esta zona residencial. Proponemos que al menos un cuarto de estas viviendas vayan destinadas al PMV, y el resto en base a criterios técnicos se destinen a planes para “fomentar la emancipación de jóvenes”, a programas con personas mayores, y a otras posibles necesidades que se detecten.

A juicio de la concejala de la candidatura ciudadana Antea Izquierdo es “una necesidad” dotar de funcionalidad a este edificio para dedicarlo a incrementar el patrimonio de viviendas municipal. Izquierdo ha criticado que el Ayuntamiento haya utilizado “como excusa” para no dotar al parque municipal de contenido que el Consistorio argumente “la falta” de éstas y no implantar “políticas por el derecho a la vivienda”. También ha echado en cara al Ayuntamiento que hasta no hace mucho, el Consistorio “se haya desecho de viviendas con acuerdos con constructoras” y el descontrol del “inventario municipal”.

Segunda fase

Por su parte, la edil Sara Hojas ha explicado que la obra del ARU de San Cristóbal contempla tres tipos de actuación, por un lado la eliminación de barreras arquitectónicas, por otro la envolvente térmica de las fachadas y una tercera, la envolvente de las cubiertas de los inmuebles, aunque como precisa Hojas, “no todos los edificios” tenían necesidad de realizar las tres obras.

El ARU se encuentra en “su primera fase” y aún se encuentra en “plazo hasta el 31 de octubre” para justificar las inversiones realizadas. En su día se registraron solicitudes para intervenir en 13 inmuebles, que suman 238 viviendas, finalmente serán 311 viviendas de las 320 que recogía el plan sobre las que se actuará en esta primera fase. El Gobierno de España aporta, a través del Ministerio de Fomento, un 35% del coste, Junta de  Castilla y León y Ayuntamiento de Burgos, el 23%  cada uno y el resto, los vecinos, un 17%.

La segunda fase está pendiente de la firma de las adendas por parte de la administración regional para incluir la participación en ella del ente autonómico. Se prevé “que serán similares a las de la primera”, ha indicado Hojas, y podrán acogerse a ella las viviendas restantes.

Más insistentes

La candidatura ciudadana quiere que el equipo de Gobierno sea “más insistente y determinante” a la hora de pedir viviendas a los bancos porque la idea es que el Parque de viviendas, tenga viviendas”, ha precisado la edil Eva de Ara. Y es que tras dos años de andadura, “llegan con un goteo pequeñito” y es necesario “dar mayor celeridad al proceso”. En la actualidad hay 15 viviendas.

Tampoco hay que olvidar, ni dejar de lado, que en la primera convocatoria que se sacó para el PMV se restringió el acceso a las personas  y familias que hayan perdido o se encuentren en peligro de perder su vivienda habitual como consecuencia de procesos de ejecución hipotecaria o de desahucio por falta de pago de renta de alquiler. Pero según el reglamento vemos que hay un colectivo más al que iría destinado este parque que se encuentra en el apartado C del punto 2 del artículo 2. Y es el que habla de situaciones de hacinamiento, conflictos graves de convivencia, deficientes condiciones de habitabilidad y otras necesidades de alojamiento. Así que después de casi dos años desde la creación del PMV, el equipo de gobierno debería de ir pensando en cómo dar una solución habitacional a estas personas que a través de una normativa tienen reconocido un derecho.

El Encuentro

De Ara también ha insistido en la necesidad de que se cumplan los acuerdos de Pleno. Uno de ellos sobre las viviendas de El Encuentro. La edil de Imagina Burgos ha denunciado que no se ha llevado a cabo ninguna de las propuestas aprobadas. “No se ha elaborado un plan para poner fin a la situación del Poblado; ni el compromiso de realojar a todas las familias en un plazo máximo de cinco años, el primer año a seis, de las que no se tiene conocimiento; ni la ampliación del presupuesto del Plan Dual; tampoco se sabe si se ha instado a la  Junta de Castilla y León para que aporte los medios técnicos y económicos suficientes para potenciar y dar un mayor alcance a los objetivos.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *