Queremos unos presupuestos “realmente” participativos y no una mera recogida de sugerencias como pretende Lacalle

Guinea ha propuesto en el Consejo Social, que tras un análisis en los consejos sectoriales y su debate en ese órgano se elabore un informe de cada sector para ser llevado al Pleno sobre el Estado de la Ciudad, y el PP lo rechaza

El compromiso de Imagina Burgos con la sociedad es que los presupuestos del año que viene para la ciudad sean “realmente” participativos y no se limiten a una mera recogida de sugerencias, como propone el alcalde, Javier Lacalle, ya que esto es ya lo que se hace con la Comisión de Reclamaciones y Sugerencias, ha denunciado la edil de la candidatura ciudadana Blanca Guinea.

Se trata de que sea la ciudadanía la que “marque las líneas estratégicas” de por dónde debe ir la ciudad, no de que aporte qué actuación, qué obra o qué gasto se ha de realizar en una determinada zona de la ciudad. Algo que no está mal, pero que dista de ser en realidad un presupuesto participativo. Y para ello, Guinea apunta que se deberían utilizar las “estructuras de participación que ya existen”, como son los consejos sectoriales, y que están desaprovechados.

Precisamente, en esta línea, Imagina ha propuesto en el Consejo Social, que tras un análisis en los consejos sectoriales y su debate en el órgano antes citado, de aquí a septiembre, elabore un informe de cada sector para ser llevado al Pleno sobre el Estado de la Ciudad. Y que el portavoz de esos colectivos estuviera en igualdad de condiciones con los portavoces de los grupos políticos.

Todo ello se completaría con un cuestionario para que otros grupos, colectivos y personas no representadas en el Consejo Social “pudieran realizar aportaciones” y mejorar el debate y no se queda en nada. También ha propuesto que el debate se celebre en un espacio amplio que pueda albergar al mayor número de gente y que una persona traduzca a la lengua de signos. Lacalle lo ha rechazado.

Poco participativo

Guinea ha criticado que el alcalde Lacalle entienda el Consejo Social como un órgano de comunicación unidireccional “y no de participación real” porque no ofrece a sus miembros la posibilidad de que “puedan dar su opinión formada” sobre los asuntos que se llevan a las reuniones.

La reunión celebrada en la mañana de hoy se resumía en dos puntos. Por un lado, el plan estratégico de turismo basado en la celebración del octavo centenario de la colocación de la primera piedra de la Catedral, en 2021; y por otro el inicio de los presupuestos participativos. Pero ni en un caso no en otro se contaba con información previa para los miembros del Consejo “para su estudio previo y poder participar en el debate”.

Ha recordado que ahora se abre el plazo para realizar aportaciones, paso previo a la elaboración final que se presentará en septiembre. Y aunque Guinea cree que no es una mala opción, sí entiende que al equipo de Gobierno “no le gusta el debate cara a cara” de las organizaciones y por eso “utiliza esta estrategia” de dar mucha documentación en un momento determinado, pero no confrontar con otras opiniones bien formadas.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *