Solicitamos un seguimiento de los casos de personas afectadas por los vuelos de Leon Air

Tras la disolución del consorcio no se puede dejar a las personas afectadas más solas todavía / La candidatura ciudadana mantiene su posición de no subvencionar vuelos comerciales.

Tras la decisión de la Asamblea General del Consorcio del Aeropuerto de iniciar su proceso de disolución, hemos reclamado que el Ayuntamiento lleve a cabo una labor de seguimiento de los casos de personas afectadas por el fiasco de la operativa de Leon Air el pasado año. El concejal Javier Gil, representante de Imagina en el ente, ha señalado que “las personas que resultaron perjudicadas por una decisión errónea del consorcio merecen que el Ayuntamiento esté a su lado. Aunque el Consistorio quizá no sea responsable subsidiario desde un punto de vista legal, sí lo es desde un punto de vista moral”.

Aunque la Asamblea lo ha desestimado, la propuesta lanzada por Imagina consistía en que un área municipal realizara una reunión con la OMIC y la asociación de Agencias de Viaje de Burgos para elaborar un listado de personas afectadas y el estado en que se encuentran sus reclamaciones. “Posiblemente la labor municipal no pueda ir mucho más allá, pero al menos podría servir como punto de encuentro de perjudicadas/os y como orientación y apoyo a esas personas. Burgalesas y burgaleses muchas de las cuales se vieron en tierra tras abonar sus billetes a una compañía a la que, pese a que no ofrecía las garantías suficientes, el consorcio le dio su confianza.” Desde Imagina señalamos que esas personas se han visto ninguneadas por sus instituciones más cercanas y, tras la disolución del consorcio, podrían sentirse directamente abandonadas.

Aeropuerto-DesiertoPor otro lado, y pese a que la mayoría de la Asamblea ha decidido retomar los trabajos para que en primavera de 2017 el aeropuerto de Villafría tenga de nuevo operativa de vuelos comerciales gracias a subvenciones públicas, será en este caso a través de la nueva sociedad de promoción, que se confirma como “un cajón de sastre, con competencias variopintas y sin ninguna planificación”. A este respecto, Gil ha mantenido la posición ya conocida de nuestro grupo, “no queremos mantener con respiración artificial este aeropuerto. Las prioridades de gasto público en esta ciudad están muy lejanas de dar dinero a las aerolíneas que quieran operar desde nuestra ciudad sin un retorno económico y social para la misma.”

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *