Instaremos al Pleno a la adecuación de los símbolos religiosos en las instituciones.

APROBADA con enmiendas
-Enmiendas: A petición del partido socialista, se aprueba únicamente la retirada de los símbolos religiosos (apartado 2), y se modifican los apartados 1, 3, 4 y 5, indicando que la Comisión de Personal, Régimen Interior, Seguridad Ciudadana y Relaciones Institucionales elabore un dictamen que pueda ser aprobado en Pleno.
– A favor: Imagina Burgos(6), Grupo Socialista (7)
– En contra: Grupo Popular (8), No adscritos(2)
– Abstención: Ciudadanos (3).

Símbolos religiososLa proposición se basa en el artículo 16 de la Constitución Española, donde se establecen los principios rectores para una sana separación de Iglesia(s) y Estado, con el fin de “garantizar la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades”. “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”, indica el artículo 16.3.

La proposición, cuyo contenido completo puede encontrarse en este enlace, alude además a un documento del Concilio Vaticano II, donde la propia Iglesia urge a diferenciar espacios civiles y religiosos. Se hace también referencia a la Declaración de los Derechos Humanos, asumida por España en 1978.

Por tanto, tenemos que ser coherentes con la democracia institucional y esto exige un compromiso firme con la secularización del Estado.

Para Imagina, las convicciones religiosas y de conciencia son un asunto privado y forman parte del ámbito de la libertad individual y grupal. Por tanto, desde el respeto a todas ellas en el marco de la Ley, debemos garantizar que no exista ninguna confusión entre los fines civiles y públicos, comunes a toda la ciudadanía y los  religiosos o ideológicos de carácter privado.

La finalidad no es otra que garantizar el principio de no confesionalidad del Estado en su contexto municipal, asegurando -así- la neutralidad ideológica de las administraciones públicas y aplicar asépticamente el artículo 16 de la Constitución Española.

Los acuerdos que proponemos son:

  • Los reglamentos municipales de honores y protocolos, de sus entes públicos se adecuarán a la “no confesionalidad del Estado”, principio que ampara el artículo 16.3 de la actual Constitución.
  • En los espacios de titularidad pública que dependan de este Ayuntamiento no existirá simbología religiosa, salvo en espacios destinados al culto.
  • No se promoverán, por parte de este ayuntamiento, manifestaciones ni celebraciones religiosas de ningún tipo, siendo todos los actos organizados por el Ayuntamiento exclusivamente de carácter civil.
  • Los miembros de la corporación local, en el ejercicio de sus cargos institucionales, no mostrarán pleitesía a imágenes o representantes religiosos de ninguna confesionalidad a salvaguarda de sus creencias personales.
  • Incorporar, en la medida de lo posible y escalonadamente, referencias, actos y conmemoraciones de carácter civil al calendario oficial del municipio y a determinadas festividades locales; el ámbito natural para su aplicación será el entorno destinado a la negociación colectiva.

Respeto a la cultura y tradiciones

Queremos destacar que la proposición en todo momento respeta los eventos tradicionales como puede ser la Cabalgata de Reyes, que hoy en día es un acto teatral, festivo y cultural, aceptado por toda la ciudadanía, que no aporta ningún matiz religioso de forma consustancial como elemento de culto.

En ningún caso se está hablando de eliminar ninguna celebración religiosa, sino que éstas no deben ser promovidas por el Ayuntamiento ni deben formar parte de los actos protocolarios de la corporación;  en caso de acudir algún miembro de la misma, deberá hacerlo siempre a título individual y no como representante de la ciudadanía.

Vídeo de presentación de la propuesta por parte de la concejal de Imagina Burgos, Eva de Ara:

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *