Muchas personas ya lo hemos registrado. Únete y solicita ya tu visita al Arco de San Juan y comprueba la nefasta gestión de las subvenciones del PP a sus amiguetes.

Actualización:
Un grupo de simpatizantes y miembros de Imagina Burgos se han reunido hoy frente al Arco de San Juan, para denunciar el trato de favor recibido por parte del Ayuntamiento de Burgos hacia el político del PP al que subvencionó la obra de mejora de la balconada. Los concentrados, posteriormente registraron en el Ayuntamiento casi medio centenar de solicitudes de visita al Arco. (22-12-2015)
arco visita

Te invitamos a solicitar tu visita al Arco de San Juan. Para ello, simplemente tienes que imprimir 2 copias de este formulario y registrarlo en el Ayuntamiento, antes del 27 de Diciembre, que finaliza el plazo. Además de visualizar los conjuntos históricos de las Plazas de San Lesmes y San Juan, podrás comprobar qué ha hecho Manuel Lamela con las ayudas concedidas por sus compañeros del PP.

Mientras que cualquiera nos tenemos que pagar nuestras reformas, un miembro del Partido Popular disfraza las suyas de “convenio” para unas visitas a un arco, que nunca se han organizado, pero que tenemos derecho a reclamar.

Te animamos también a apoyar la campaña desde las redes sociales, Facebook y Twitter #LoPagamosLoVisitamos #PPStyle #ObrasPPagasTuDisfrutaÉl

Lamela_Visitas Arco

El convenio con Lamela

El objetivo de la campaña, además de reclamar nuestro derecho a visitar el Arco, pues lo hemos pagado, es denunciar la “nefasta gestión” del Ayuntamiento de Burgos relacionado con el convenio que firmó el alcalde, Javier Lacalle, con Manuel Lamela, propietario de la empresa Inversiones Lamela Campos, propietario a su vez del inmueble situado en la calle San Juan, el Arco de San Juan,  declarado Monumento Histórico – Artístico el 31 de mayo de 1944.

El Ayuntamiento subvencionó con 24.000 euros las obras de mejora de la fachada del edificio, ante el deterioro de sus balcones. El Consistorio extendió un convenio con dicha empresa, en vez de exigirle el deber de conservación.

La obra se consideró de bien de interés cultural, por lo que se firmó un convenio de colaboración público-privado, como se recoge en el acuerdo entre partes que firma el concejal de Hacienda, Salvador de Foronda con la empresa, en la cláusula sexta, donde acuerdan las obras cofinanciadas a cambio de una “contraprestación temporal de ámbito social que permita a los ciudadanos y visitantes de la Ciudad de Burgos poder acceder a visualizar los conjuntos históricos de las Plazas de San Lesmes y de San Juan desde las galerías del precitado inmueble.”

En el apartado VII del convenio también se especifica que “una vez finalizada la actuación contemplada en el presente acuerdo se realizarán visitas programadas a las galerías del edificio”. Por ello Imagina reclama ahora que los burgaleses puedan visitar el arco.

Amiguismo

Viñeta Forges SobresueldoUna vez finalizadas las obras, los técnicos municipales que visitan el Arco dictaminan que no tiene ningún valor artístico como para organizar las visitas nombradas en el Convenio.

El concejal Foronda antes de firmar, debía tener un informe de los técnicos que dictaminasen dicho valor artístico.

Con lo que se demuestra que las ayudas han sido dirigidas con conocimiento de causa para favorecer a un miembro del PP, que adecenta sus propiedades a cargo del dinero público y no por el deber de conservación del Patrimonio.

Abandono de ayudas a la  rehabilitación para la gente

Lo más grave de este asunto es que, mientras el Ayuntamiento subvencionaba a Lamela, otros propietarios de viviendas y edificios en la ciudad “se quedaban sin fondos públicos” para realizar obras de rehabilitación. Una denuncia que los partidos de la oposición han expuesto en diferentes foros públicos de la ciudad.

El Ayuntamiento debe medio millón de euros a 30 comunidades de vecinos que vieron reconocidas subvenciones a la rehabilitación de sus edificios desde los años 2011 y 2012.

Hay barrios donde las actuaciones con colaboración del Ayuntamiento son necesarias, para garantizar unas condiciones mínimas de habitabilidad. Estas ayudas no llegan o están esperando 10 años como es el caso del ARU de San Cristóbal.

¿Quién es Lamela?

Manuel Lamela fue consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid y ocupa un puesto en el consejo de administración de Assignia Infraestructuras, empresa concesionaria de la gestión del hospital del Tajo, en Aranjuez.

La trayectoria política de Lamela está jalonada por “casos reprobables” desde el punto de vista político. Su paso por esa Consejería se prolongó desde 2003 hasta junio de 2007 y estuvo marcado por el escándalo de las acusaciones vertidas por Lamela de supuestas sedaciones irregulares a enfermos terminales en el Hospital Severo Ochoa de Leganés. En junio de 2013 un Juzgado de Madrid admitió a trámite una querella presentada contra Lamela y otras ocho personas, acusados de cometer irregularidades durante la privatización de la gestión sanitaria externalizada de los hospitales Infanta Elena, Rey Juan Carlos y el Hospital de Torrejón. En octubre de 2013 fue imputado por delitos de cohecho y prevaricación junto con Juan José Güemes.

(18-12-2015)

 

FacebooktwitterFacebooktwitter

3 comentarios

  1. Emilio Martínez

    Me consta la existencia de una denuncia ante fiscalía por estos hechos que acabó archivada. Además de la magnífica iniciativa, igual es el momento de retomar aquella cuestión. Lamela es un personaje especialmente odioso si recordamos su política sanitaria en Madrid y la asquerosa persecución al Doctor Montes.
    Salud.

  2. Simplemente quiero expresar, mi rechazo,hacia este tipo de personas.
    Que por venir,estar, ser, se creen con todos los derechos,para hacer lo que les venga en gana.
    Pero,ellos solos!no podrían ejecutarlo.
    Mi rechazo lo amplio,a los amigotes y comadreo,que tenemos, en esta ciudad.
    Ciudad que adoro y quiero.La envidia de otras,por sus calles, historia, monumentos y un sin fin,de otras tantas cosas.
    También, denunció el estado del Barrio San Cristóbal.
    Barrio donde vivo hace 17 años.
    Al ayuntamiento de Burgos (alcalde,concejales y demas componentes,del mismo)se les debiera de caer la cara de vergüenza de tener en estas condiciones infrahumanas, a un barrio que como el resto pagamos los impuestos.
    Donde el alcantarillado es penoso.
    La zona de los soportales llena de humedades,con el pavimento suelto.
    Las escaleras,las que quedan, rotas.
    Los árboles rompiendo cristales por que no se podan.
    Ratas! paseando felizmente por ellos,los soportales, y sin que nadie,haga el más mínimo gesto para poner, solución alguna.
    Locales del ayuntamiento cerrados,desde tiempos inmemoriales.No quiero ni imaginar lo que puede haber allí dentro.
    Solo,me gustaría y pido(ja jaja)que viniesen por aquí y pasearán e incluso viniesen una temporadita.
    Hay un dinero destinado, para rehabilitar el barrio.
    ¿Me gustaría saber,el ¿por qué?aún no han empezado?
    El tiempo se pasa, tic…tac….y cada día esto va a peor.
    Sabido es “Lo que no mejora,empeora ‘
    ¿O ese dinero las autoridades lo van a destinar a sus “cosas “.?
    Solo pido,¡No! RUEGO, que por favor que hagan que este barrio,sea habitable, y tenga las condiciones necesarias de salubridad.
    Gracias.
    A.T.T

    H.C

    • Muchas gracias por tu comentario. No sólo tienes derecho a rogar que tu barrio sea habitable, sino a exigirlo, como contribuyente. Es necesario que la gente de los barrios denuncie este abandono, para ver si el equipo de gobierno se deja por fín de gastar en nuevas obras faraónicas, cuando no se hace ni un mantenimiento mínimo en los barrios, como ya hemos sabido al hablar con las vecinas de El Crucero y Villímar. Desde Imagina, no podemos garantizarte que esto se solucione pronto al no tener mayoría en el Ayuntamiento, pero tomamos nota de todas estas demandas (que añadimos a las recibidas en el apartado “participa” de nuestra web) y se las recordaremos al Partido Popular. Esperamos contar contigo cuando hagamos asamblea con los vecinos y vecinas de San Cristóbal para recoger vuestras quejas y propuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *