Súmate a la campaña por la participación ciudadana sin tasas.

FIRMA EL MANIFIESTO

Varias entidades y colectivos sociales burgaleses, afectados en diferentes ocasiones por el cobro de tasas por la instalación de mesas informativas en la calle o cesión de espacios públicos en actividades sin ánimo de lucro, nos hemos unido para iniciar una campaña de divulgación de este hecho que coarta gravemente la participación ciudadana.

Es inconcebible que desde el Ayuntamiento se esté cobrando a asociaciones sin recursos económicos por convocar, por ejemplo, una concentración contra la violencia machista o una acción informativa en apoyo a las personas refugiadas. A pesar de los recursos interpuestos (denegados por el propio Ayuntamiento), las asociaciones se ven obligadas a pagar dichas tasas, ante el riesgo de embargo de las cuentas personales de los representantes que realizan la comunicación de estas actividades divulgativas.

Por eso, os invitamos a toda la ciudadanía y colectivos a participar en esta campaña. Podéis sumaros firmando este manifiesto, colaborando en su difusión y dejando el correo de contacto, para informaros de las futuras acciones por una participación ciudadana sin tasas.

 

Trabajo previo

Desde Imagina Burgos hemos venido reclamando cambios al Ayuntamiento mediante recursos de reposición y también realizamos en 2016 una propuesta para incluir en la ordenanza 213 de ocupación del dominio público, en el artículo 15 de exenciones, una referencia explícita a estos casos de actividades no lucrativas. La propuesta fue rechazada sin más explicación debido al pacto del Partido Popular y el Socialista sobre ordenanzas fiscales, ante lo cual presentamos alegaciones, también rechazadas.

Todo ello a pesar de que el Procurador del Común ya ha sugerido al Ayuntamiento que modifique la ordenanza.

Esta situación se da también debido a las ordenanzas 401 y ordenanza 406 que regulan el cobro por el uso de dependencias del Ayuntamiento: las salas de los Centros Cívicos (dependientes de la Gerencia de Servicios Sociales) y las salas del I.M.Cultura (como la Polisón, Teatro Clunia, Casa de cultura de Gamonal, Monasterio de San Juan, etc.), respectivamente. En este caso, es preocupante que sí se realizan exenciones a ciertos colectivos con criterios totalmente subjetivos. A lo que se suma el veto injustificado de ciertas actividades.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *