Tras la comparecencia de la Directora del ARCH, responsabilizamos a constructoras y suministradoras de las deficiencias del pavimento.

La candidatura ciudadana va a pedir que se incoe un expediente para que se reparen los “vicios ocultos” y que recaiga en quien tenga la responsabilidad aparejada a la obra del Centro Histórico

El portavoz de Imagina Burgos en el Ayuntamiento, Raúl Salinero, ha responsabilizado tanto a la empresa suministradora del pavimento de la obra del área de Rehabilitación del Centro Histórico (ARCH) como a la industrial que realizó las actuaciones de los “vicios ocultos” de la ejecución. Por este motivo, es “necesario” incoar el correspondiente expediente para que se “repare el pavimento y la responsabilidad recaiga en la suministradora y la ejecutora de la obra”.

El material suministrado “no cumple con las condiciones” y es peligroso. Ni el PP ni la Oficina del ARCH respondieron “adecuadamente” para dar una solución a la resbaladicidad del pavimento. Tanto es así que un año después de terminar la obra, un informe de Vías y Obras ya pedía “sustituirlo” por los problemas ocasionados, algo que el equipo de Gobierno y la Oficina obvian y “hacen oídos sordos”.

Los ensayos realizados contemplaban dar “rugosidad” a las superficies para que no fuera deslizante. Sin embargo, el material suministrado e instalado ni tiene rugosidad, ni se realizó de manera posterior. Se incurre en “dejación” por parte, tanto de la suministradora como por parte de la ejecutora de la obra y por la supervisora de la actuación, el ARCH.

En el fondo de la cuestión subyace el posible “ahorro” de la suministradora y la ejecutora que “se ahorran el fresado” del pavimento que suponía un mayor coste en cada metro cuadrado de losa.

Ese ahorro de las empresas “no tiene por qué asumirlo” el conjunto de la ciudadanía y supone la existencia de vicios ocultos en la ejecución. Así lo exige Imagina: “Que se haga cuanto antes, pero que la responsabilidad recaiga en quien debe recaer, no en la ciudad”.

 

Comparecencia

La oficina del ARCH es la que gestionó todas las ayudas para la urbanización y rehabilitación de las viviendas. Imagina Burgos había solicitado la presencia de la directora de la oficina del ARCH, Berta Carpintero, quien ha explicado en la Comisión de Licencias que ha asegurado que mantenía comunicación fluida con el Ayuntamiento. Sin embargo esta obra no cuenta con informes sectoriales favorables ni de iluminación, ni agua, ni de vías. Tanto es así que desde Ingeniería Industrial se desaconsejaba la implementación de las escaleras mecánicas, de las luminarias y el ascensor, “proponiendo otros modelos”, ha explicado Salinero.

A día de hoy, la obra no sólo se ha hecho de espaldas al Ayuntamiento, sino que “no ha sido recepcionada”. Y el gasto que se lleva contabilizado en las escaleras mecánicas por reparaciones asciende a 50.000 euros.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *