Un Día Mundial del Medio Ambiente centrado en la biodiversidad.

Rueda de prensa conjunta en Burgos – Día Mundial del Medio Ambiente – 5J 2020

Hoy 5 de Junio, Día Mundial del Medio Ambiente, personas de nueve colectivos burgaleses preocupados activamente por la Emergencia Climática, hemos estado presentando en rueda de prensa el siguiente Manifiesto conjunto:

Desde 1974, cada 5 de junio, se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Aunque de celebración tiene poco; la situación es crítica y se requiere actuar con urgencia. La crisis social y ecológica cada vez es más preocupante y estamos en un punto en el que ya no podemos volver a atrás. Nuestro esfuerzo debe destinarse a evitar los efectos más adversos y sobre todo, a que las respuestas sean lo más justas posible.

En 2020 el tema central es la biodiversidad. Las amenazas se multiplican cada día, poniendo en riesgo la resiliencia de los ecosistemas y las bases materiales de la vida. La sexta extinción masiva ya ha comenzado y un millón de especies animales y vegetales están en riesgo de desaparecer. Uno de los factores que se encuentra detrás de la pandemia de la COVID-19 es, precisamente, la pérdida de biodiversidad.

La crisis sanitaria del coronavirus no ha sido una casualidad, ni el ataque de un enemigo invisible. Es el resultado (uno de tantos) de un sistema que transgrede los límites planetarios. Debería tratarse como una advertencia de la debilidad de un sistema globalizado, que antepone la rentabilidad económica a la vida y que, llegado el momento, ni siquiera es capaz de suministrar las mascarillas que necesitamos. Un modelo que se sostiene en la fantasía de que podemos vivir de espaldas a la naturaleza e ignora deliberadamente la delicada situación en la que nos encontramos.

Cartel elaborado por Ecologistas en Acción

Aunque haya sido desplazada en las noticias la emergencia climática no ha desaparecido y sigue su curso. La reducción de emisiones en estas semanas de confinamiento no han dejado de ser un pequeño respiro; pero están lejos de ser una solución. Además, la industria fósil y otras contaminantes, como la aviación, aprovechan el momento para tratar de ser rescatadas sin condiciones ambientales. Lo estamos viendo estas semanas, Comunidades Autónomas que, con la excusa del empleo, levantan restricciones ambientales para favorecer negocios que, a la hora de la verdad, sabemos que no repercuten en el bien común sino que nos precarizan y hacen cada vez más vulnerables.

La crisis sanitaria de la COVID-19 debería ser un punto de inflexión que nos lleve, está vez sin demora, a otra forma de habitar el planeta. El futuro está en pugna y no hay una única respuesta, pero no todas sirven. La brecha de las desigualdades es muy profunda y nadie puede quedar atrás. Debemos abandonar la senda que nos ha traído hasta aquí. El desafío es enorme y el reto claro: la vida en el centro.

Colectivos firmantes:

Ecologistas en acción, CGT, Eirene Cultura para la Paz, CNT, Fridays for Future, Cooperativa EnergÉtica, Sylvatia Educación ambiental, Burgos con Bici e Imagina Burgos.

Vídeo en BurgosDijital

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *